A la deriva
27 febrero, 2015
Deslinde
27 febrero, 2015

Obra de Muñoz cumplió todas las opciones de movilidad, dice Mario

opciones de movilidad

Mario García dijo que la modernización de Muñoz va a demandar atención y seguimiento. Foto: César Rivera

Vecinos de la avenida se quejan por maltrato a calles aledañas

Doré Castillo

La remodelación de la avenida Muñoz sí contempló opciones de movilidad además del automóvil, aseguró Mario García Valdez, durante el evento de inauguración de la obra.

El alcalde aseveró que desde el inicio de la misma, y durante su desarrollo, fueron contempladas sugerencias y consideraciones de todos sectores de la población que transitan por la zona.

Expresó que ahora, una vez abierta al tránsito vehicular, “vamos a ver cómo se comporta la vialidad, los peatones, todo, puesto que aún no es un caso cerrado”, por lo que, de haber planteamientos pendientes, estos se seguirán “mejorando y atendiendo para ir haciendo las correcciones sobre la marcha”.

“No es un caso cerrado, no se terminó la obra y ya nos vamos, sino que va a ser una obra que va a demandar atención y seguimiento”, concluyó.

Reclamos de vecinos por maltrato a calles aledañas

Al término del evento, cuando los funcionarios se disponían a realizar el tradicional corte de listón, Salvador Núñez, vecino de la zona, pretendió acercarse a reclamar la devastación de las calles aledañas que se usaron para desviar el tráfico durante la remodelación de la avenida.

Luego de ser interceptado por operadores de Gobernación que le impidieron el paso, Núñez detalló que la problemática de baches y de deterioro en calles como prolongación Muñoz, Oyameles y Olivos se agravó durante el desarrollo de la obra.

“Las calles están totalmente devastadas, los que vivimos aquí tenemos llantas golpeadas, los mismos niños ya no pueden jugar porque salen a la calle y los carros tienen que estar desviándose por calles en contra”, denunció.

Finalmente, calificó de injusta la circunstancia que los habitantes se han visto obligados a sortear, y criticó que, una vez concluida la obras, las autoridades “nada más vienen a inaugurar algo y ya se van a olvidar. Son políticos que inauguran, se sienten muy felices y se van. Nada más quisieron alzarse el cuello para su campaña”.

JSL
JSL