Toranzo
En este sexenio no alcanzarán a reubicar a damnificados de El Barril: gobernador
14 julio, 2015
gays diversificadores poder judicial
Presentarán cartilla de derechos de víctimas de discriminación por orientación sexual
15 julio, 2015

Ohana, teatro cómico y clásico

Miguel Ángel Saldaña

Los talentosos actores del colectivo escénico Ohana comparten su experiencia dentro y fuera del teatro, y es que siendo el primer grupo potosino con contar solo con hombres entre sus actores, se tiene un ambiente de trabajo que no se puede encontrar en otros lugares, y eso, se traspasa al público.

Cómico y clásico es tu teatro, tienen en su haber dos obras y ya trabajan sobre la tercera. Romeo y Julieta… trágicamente cómica, Un tenorio casi don Juan y Volpopet por extrenarse próximamente.

Romeo y Julieta, trágicamente cómica es su obra mas importante, con tres temporadas y llenos totales, cabe destacar que fue con ella que cumplieron el sueño de todo actor potosino: “pudimos llenar el teatro de la Paz”. Sobre esto comentan: “yo les dije: escuchen, porque en su vida, volverán a escuchar a mil quinientas personas reír de un solo golpe”, menciona su director y adaptador.

Su éxito lo adjudican a varios factores: “desde el principio decidimos hacer algo que la gente fuera a ver, ya basta de obras donde los espectadores no entienden el concepto, a San Luis lo identifican con un teatro experimental y extraño, y ya estuvo”, y es que concuerdan con que uno de los factores para que los teatros estén vacíos es que no dan lo que las personas piden. “Salen estresados de la rutina, y luego van a una obra que los estresa más, la gente entra y ve una bandera de México con cabeza de cochino y escucha: el país está de la chingada, tú estás de la chingada, y todo está de la chingada; la gente ya sabe que el país está así, pero si salen es a divertirse y olvidar todo eso”.

El público pide lo que conoce, lo que ha escuchado nombrar. “Si titulas una obra con un nombre extraño, y pones a cuatro personas hacer cosas raras, desnudos, y sin una historia fija, el público no regresa al teatro. Nuestras obras tienen un guión, con personajes y diálogos, y son para adolecentes y adultos, pues por que decimos maldiciones; algo importante es que el público se pueda identificar, ponerle el nombre de alguien cercano a alguno de los personajes”.

El trabajo constante se nota en los actores, y es que incluso una obra como Romeo y Julieta nunca es la misma a pesar de sus tres temporadas. “Tenemos que actualizarnos, como ensayamos diario, diario agregamos algo sobre la semana, y todos intervenimos en las mejoras, las votamos y decidimos qué puede gustarle al público”.

Sobre este tema abundaron un poco y es que no toda noticia circulante puede agregarse, no por cuestiones políticas, sino para no causar controversia, pues se trata de tener una tarde agradable. “En un diálogo decimos: lo desaparecieron; entonces decidimos agregar: como normalista; pero decidimos que eso era un tema muy sensible, en cambio, para la siguiente presentación podremos decir: lo desaparecieron como al Chapo; y con eso nadie se ofende”.

Después de una obra con tanto éxito como Romeo y Julieta pudieron quedarse allí, pero los motivó el deseo de hacer más cosas, de no ser estigmatizados, y no tener un solo triunfo, es por esto que decidieron hacer la siguiente: Un tenorio casi don Juan. La selección de esta puesta en escena no fue del todo sencilla, se tomó en cuenta a los actores que podrían participar, hicieron casting para cada uno de los papeles, incluso ya teniendo conformado su grupo, pero sobre todo su deseo de dar un producto de calidad. “Son obras que son parte de la cultura, y la gente no las conoce, ese es otro de nuestros intereses, incrementar la cultura potosina; hay personas que se acercan y nos dicen: ahora ya sé de qué va la obra”. No es la única adaptación de Don Juan Tenorio, es muy conocida la otra comedia de los Mascabroders, “pero esa no es la obra, son los chistes de la tele, con caracterización de la época, pero hasta allí”.

Siguiendo con sus líneas preparan una sorpresa para la siguiente puesta en escena, y es que al adaptar Volpone, y al venir de una fábula, estos personajes serán caracterizados de una manera especial, “esta obra trata de un hombre que se finje más enfermo de lo que realmente esté, para así desenmascarar a sus verdaderos amigos”. Esta caracterización es costosa. Sobre sus fondos nos hablan un poco más.

“No recibimos ningún tipo de ayuda”, nos comentan. “Desde el inicio pensamos en que teníamos que ganar dinero de lo que hacemos, volverlo rentable”. No obstante sus precios son accesibles, “esto ha impedido que salgamos del estado, tenemos propuestas, sí, pero cuando ven el costo del traslado se echan para atrás”. No piden fondos por lo dificil de su obtención. “En una ocasión recibimos una beca de parte de Conaculta, pero tardaron mucho en depositar, piden demasiado papeleo, y pues nos tardaron un año, después de terminada la obra, para darnos el dinero”. Es por esto que han decidido manejarse de otro modo: “vamos haciendo un cochinito, y ya cuando termina, recuperamos el dinero, pero es mucho mas rápido”.

Su intención es fomentar el teatro, y eso se nota, su compromiso también; no por nada participaron en la Muestra Internacional de Teatro de San Luis Potosí con gran éxito. “No somos de esos que por un logro se estancan, más bien eso nos obliga a hacer cada vez mejor nuestro trabajo”.

JSL
JSL