“Escuchar un gracias”, la mejor parte de ser bombero voluntario
30 Diciembre, 2014
Leticia Gómez, nueva regidora capitalina
30 Diciembre, 2014

Para 2015, el nuevo relleno sanitario, confía el alcalde

servicio de recolección
Espera Ayuntamiento Capitalino construcción de nuevo relleno sanitario en 2015

El alcalde aseguró que el tiradero de Peñasco aún tiene vida útil.

Jorge Torres

El alcalde capitalino, Mario García Valdez, se mostró optimista de que sea en 2015 cuando la empresa Vigue Red Ambiental pueda comenzar con la construcción del nuevo relleno sanitario, el cual sigue detenido por la falta de un lugar adecuado desde los lamentables hechos en la comunidad de El Jaralito, donde fue asesinado el joven de 20 años de edad Gerardo Martínez Martínez, quien se oponía al proyecto durante la administración de Victoria Labastida Aguirre, a manos de agentes de Seguridad Pública del Estado.

El edil aseveró que el actual tiradero de Peñasco sigue con vida útil, con las celdas emergentes habilitadas ante el incumplimiento de la empresa, aunque reconoció que podría presentarse un grave problema si se agota el espacio y no se ha construido el nuevo relleno sanitario.

Reiteró esperar que en 2015 ya pueda concretarse esta obra, de la cual desde 2013 venció el plazo para que la empresa presentara el proyecto de construcción del nuevo relleno, obligación establecida en el contrato mediante el cual se le concesionó el servicio a Vigue.

Asimismo, destacó que la empresa tiene que caminar con los permisos correspondientes pues el ayuntamiento no es su aval, y Vigue debe tener todos los permisos federales, estatales y municipales para que la administración analice si la empresa cumple con todos los requisitos para poder autorizar la construcción.

De la misma manera, dejó en claro que el ayuntamiento no pagará ningún recurso extra para este proyecto ya que eso es responsabilidad de la empresa y está plasmado en el contrato, además recalcó que la administración municipal será vigilante de que Vigue cumpla todos los requerimientos, además de los protocolos en materia ambiental que señala la ley.

En 2011 el tiradero municipal de Peñasco se llenó, por lo que, ante la falta de compromiso de la empresa, se tuvieron que habilitar celdas emergentes para el confinamiento de la basura, y en ese momento la administración de Labastida Aguirre dejó en claro que estas celdas únicamente podrían operar dos años, tiempo suficiente para que Vigue concretara el relleno sanitario, pero ya se va para cuatro años y no se ha podido ni siquiera presentar un proyecto.

JSL
JSL