Reformas prohíben corridas de toros, asegura ex diputado
22 enero, 2016
Peticionarios no han recibido información del caso BMW
22 enero, 2016

Pepenadores temen quedarse sin trabajo por conflicto con Vigue

Angélica Campillo

Pepenadores que laboran en los rellenos sanitarios que opera la empresa Vigue se manifestaron en la Unidad Administrativa Municipal (UAM) ante el temor de quedarse sin trabajo debido a la suspensión de recolección de basura por parte de esta compañía.

Moisés Rodríguez Olalde, líder de los pepenadores, relató que es la tercera vez que Vigue suspende el servicio y a ellos no les interesa quién esté al frente de la recolección, sino que la basura siga llegando, puesto que son muchas familias que dependen de esta actividad.

Dijo que su exigencia es que el municipio les garantice que se va a respetar el decreto 537 artículo quinto, el cual estipula que el municipio implementará todo lo que esté a su alcance para que sigan subsistiendo los pepenadores.

Se mostraron en contra de la construcción de un nuevo tiradero metropolitano en la comunidad Cándido Navarro, para el que incluso ya tienen 100 hectáreas, puesto que, refirieron, son más de mil pepenadores los que operan en Peñasco y no piensan compartir su trabajo con otras personas, si se habilitara un nuevo relleno sanitario.

Manifestó que la suspensión del servicio tiene un impacto principalmente económico: “vivimos al día, somos muchísimos y nos pueden dejar sin trabajo”, reclamó.

Señaló que diariamente ganan entre 50 y 100 pesos: “varía porque el material está muy bajo y muy mal pagado. Queremos que el ayuntamiento nos dé una solución y que se rectifiquen los acuerdos y que se firme”, enfatizó.

Agregó que “queremos que nos llegue la basura, sea Vigue, sea el municipio, u otro particular, no nos interesa, a todos los compañeros no nos han incluido, nos han excluido de las negociaciones, tanto la empresa como el ayuntamiento”.

Por separado, el director de Ecología del ayuntamiento de la capital potosina, una vez que terminó la mesa de diálogo con los pepenadores, reveló que la plática fue para que estos expusieran sus inquietudes, puesto que ellos viven de la basura y, al no haber visto llegar unidades a los tiraderos, hubo incertidumbre.

Estuvo de acuerdo en que para los pepenadores es irrelevante quién entregue la basura en Peñasco, sino que únicamente necesitan que les lleven los residuos a este sitio de transferencia.

Finalmente, reconoció que el flujo de basura que recibirán en estos días será reducido, sin embargo aseguró que no dejará de llegar a Peñasco.

JSL
JSL