Al confesionario
26 noviembre, 2015
sedeco
Sólo 10 municipios, aprobados en transparencia, lamenta Cegaip
26 noviembre, 2015

Pide la Iglesia agotar el diálogo entre ambulantes y autoridades

Jorge Torres

El vocero del arzobispado de San Luis Potosí, Juan Jesús Priego Rivera, consideró que la situación que se vive entre el ayuntamiento de la capital y los comerciantes ambulantes de las diferentes organizaciones es un tema “muy complicado”, pero aseguró que se debe agotar el diálogo antes de usar la fuerza, como lo hizo el municipio el pasado lunes con algunos informales.

De la misma manera, el sacerdote propuso que se haga un estudio socioeconómico de los comerciantes para ver la realidad las personas que montan un puesto ambulante: “tendría que hacer un estudio, ver y proteger sobre todo a los más pobres. Todos tiene derecho de llevarse la tortilla a la boca”, insistió.

“Que se haga un estudio socioeconómico de cada vendedor  y ver si realmente necesitan hacer lo que hacen y que pague aunque sea un poco, porque también es parte de lo que necesita hacer el ayuntamiento”, añadió Priego Rivera, quien a su vez señaló que este tema está lleno de aristas, rispidez, porque por un lado los comerciantes establecidos se quejan, “y con razón”, porque están pagando una renta, empleados, impuestos, y es lógico que se sientan heridos cuando alguien está vendiendo frente a ellos lo mismo pero sin pagar impuestos.

Además, recalcó que las dos partes deben comprender la situación de cada una; por un lado, aceptar que la autoridad tiene derecho a pedir e imponer orden, pero a la vez la autoridad debe analizar cada caso y ver si hay una persona que realmente necesite ese negocio para llevar sustento a su casa, pero aclaró que se debe llevar a cabo una reubicación a una zona en donde ellos puedan llevar a cabo su labor sin ser molestados.

Reiteró que la Iglesia comprende perfectamente el enojo de los comerciantes establecidos, pero por otro lado también sabe que se vive en un país con muchas carencias económicas, por lo cual se tiene que llegar a un punto medio en donde la autoridad ejerza sus acciones y los ambulantes puedan aplicar su derecho a sustentarse: “sí se puede hacer, y para ello se tiene que tener diálogo, agotarlo, y llegar a soluciones que satisfagan a todos”, concluyó.

JSL
JSL