SSPE reevalúa a agentes que no aprobaron control de confianza
27 junio, 2016
Especialista critica “inexplicable tardanza” de tribunales para frenar el tiradero industrial
27 junio, 2016

Potosino en Oaxaca espera a que haya calma para poder regresar

Emite EU alerta de viaje a Oaxaca

Jorge Torres

Carlos Grimaldo, joven estudiante de la Facultad de Ciencias Sociales y Humanidades de la UASLP, por motivos académicos desde el viernes 17 de junio llegó a Oaxaca, donde hasta el momento  no ha podido salir debido a la situación que se vive. Su llegada coincidió con los hechos violentos registrados el pasado domingo 19 de junio en Nochixtlán y en algunos otros puntos de ese estado. En entrevista, con La Jornada San Luis narró lo que ha visto desde hace una semana, destacando el uso desmedido de la fuerza por parte de la Policía Federal contra maestros y población de comunidades oaxaqueñas.

“Aquí estuve desde el viernes, en la carretera ya se encontraban varios bloqueos, en Nochixtlán no se podía pasar; yo tuve que entrar por el municipio de Huajuapan, con algunos bloqueos pero sí se podía transitar. Ya el domingo nos enteramos de lo que estaba pasando en Nochixtlán”, señaló el joven universitario, y mencionó que por complicaciones, como fue que varias estaciones radiofónicas, sobre todo Radio Universidad de Oaxaca y la Radio Comunitaria, salieron del aire, la única vía de comunicación que se tenía era directamente con las personas en los bloqueos. Señaló que él está hospedado en un hotel a 10 minutos del Zócalo de la ciudad, ahí fue donde se informó del enfrentamiento en Nochixtlán con reportes de que se usaron armas de fuego; enseguida dijo que la Policía Federal comenzó a avanzar hacia Hacienda Blanca, donde hubo otro enfrentamiento por casi ocho horas.

“Gente que estuvo ahí dice que hubo muchos más muertos, más de 30 personas entre civiles y policías, desde mi punto se podía ver la cortina de humo, era algo impresionante”, señaló Grimaldo, quien indicó que el ver la cortina de humo era un indicativo de que los policías federales entrarían al centro histórico de la ciudad, ya estaba cayendo la noche; como ya era inminente la llegada de los federales dijo que los maestros decidieron “cerrar” las entradas  al centro para impedir la entrada de los uniformados. Destacó que en un momento de la noche, cuando se fue cortando la energía eléctrica por secciones, hubo reportes de más enfrentamientos, incluso en la Zona Universitaria se escucharon varios disparos, igual ya cerca del centro hubo varios enfrentamientos en las barricadas, por ellos los maestros decidieron abandonar los bloqueos y ubicarse en otros puntos para evitar el desalojo violento. Eso no evitó detenciones arbitrarias, uso excesivo de la fuerza y violaciones a los derechos humanos por parte de los policias.

Finalmente, a una semana de los hechos, este joven universitario, quien está a la espera de que la situación esté más tranquila para poder regresar a San Luis Potosí, mencionó que las carreteras aún se encuentran bloqueadas, en menor medida que hace una semana pero sigue el bloqueo. Respecto a la violencia aseguró que sí hubo un uso excesivo de la fuerza policial, se hizo uso de armas de fuego, hubo bastantes heridos a los cuales se les negó la atención médica, hubo muchos muertos, pero destacó que no solamente es el problema con los maestros, esto tomó ya otra amplitud, pues son los pueblos que se encuentran luchando, “la misma gente comenta que ha sido por lo que intenta el gobierno que es la extracción de recursos naturales de sus pueblos, para muchos no es correcto, entonces ya no es únicamente por querer desalojar a maestros de un plantón en el Zócalo, sino que intentan impactar en las comunidades”, por lo cual advirtió que si esto sigue habrá más enfrentamientos con las comunidades, en una situación en donde por ahora hay relativa calma, pero no se descarta un brote más de violencia.

JSL
JSL