“Toda ficción finge”
12 enero, 2015
El PRI que nos gobernó, el PRI que nos gobierna (II): septiembre de 1940
12 enero, 2015

Prohibido, usar datos personales de ciudadanos para hacer proselitismo

datos personales

Yolanda Camacho Zapata.

Jorge Torres

A finales de 2014 algunos actores políticos utilizaron correos electrónicos, redes sociales y mensajes de texto para promocionarse ante los ciudadanos potosinos de cara a las elecciones de este año.

Al respecto, la presidenta de la Comisión Estatal de Garantía de Acceso a la Información Pública (CEGAIP), Yolanda Camacho Zapata, manifestó que todos los que pretendan acceder a un cargo público tienen que ser muy conscientes de que los datos personales de los votantes, como domicilios, teléfonos celulares o particulares y correos electrónicos, son privados, por lo tanto no se puede hacer propaganda, o estarían violentando la Ley Federal de Protección de Datos Personales.

“No le recomiendo para nada a ningún candidato en San Luis Potosí que accedan a base de datos de esta naturaleza a menos que cuenten con un consentimiento por parte de todos y cada uno de los titulares de estos datos”, indicó.

Camacho Zapata mencionó que, evidentemente, quienes están haciendo estas actividades de propaganda obtuvieron bases de datos de algún medio, posiblemente de alguna compañía telefónica o de seguros, y, a pesar de que, dijo, a ella no le llegó ningún tipo de mensaje, ya vio muchos que han llegado a algunos ciudadanos, sin embargo puntualizó que las leyes estatales y federales en este aspecto tienen algunas diferencias.

Primero, señaló que es importante que la gente conozca que hay una Ley de Protección de Datos Personales en posesión de particulares, y en ese aspecto la CEGAIP no tiene injerencia, pero en el caso de las personas que pretenden acceder a un cargo público no son todavía servidores públicos, sino particulares, y como tales se ven sujetos a la Ley de Transparencia que está vigente a nivel federal.

Agregó que “la ley estatal tiene un capítulo de datos personales, pero esta se avoca a los que tienen un carácter de servidor o ente público, por lo tanto, si la base de datos fue obtenida de alguna instancia pública estatal entonces ahí sí tenemos injerencia, pero la CEGAIP no puede actuar únicamente por una motivación propia, sino que necesitamos tener algún antecedente, una denuncia por parte de algún ciudadano, cosa que no ha ocurrido hasta el momento”.

Asimismo, pidió a todos los ciudadanos que consideren que se vulneraron sus derechos personales que acudan ante el Instituto Federal de Acceso a la Información Pública, y puntualizó que no es necesario que se presenten físicamente, pues pueden acceder a su portal de Internet e interponer una queja por el mal manejo de sus datos personales.

Sobre las sanciones, comentó que, como los mensajes viene firmados, con nombres y apellidos, el responsable es la persona que mandó el mensaje, por lo que reiteró que le parece una muy mala idea el estar utilizando datos personales para fines político-electorales, independientemente de los medios de propaganda que están ya establecidos: “hay que estar atentos a las disposiciones que el Ceepac, en el caso específico, esté emitiendo”, finalizó.

JSL
JSL