Activistas entregan apoyos a migrantes
29 marzo, 2015
Se deslinda Carreras López de adeudo con telesecundarias
29 marzo, 2015

Reclamos de normalistas son de todo el país, señala Susan Street

Susan Street

Susan Streer estuvo de visita en San Luis Potosí. Foto: César Rivera

Ayotzinapa, evidencia de lo errónea que es la reforma educativa, dice

Samuel Estrada

Los reclamos de los normalistas de Ayotzinapa siguen vigentes a pesar de todo. A pesar del castigo por parte del estado mexicano, las normales rurales se han negado a desaparecer y el caso de los 43 desaparecidos ha sido una coyuntura no sólo para el tema de la inseguridad y el autoritarismo, sino de manera más profunda es una evidencia tangible de lo errónea que ha sido la reforma educativa, que no contempló el caso de diferentes instituciones públicas que trabajan de manera alterna a los tradicionales, manifestó la historiadora y socióloga Susan Street, de vista en San Luis Potosí.

“En diferentes partes de México se sigue luchando por un proyecto alternativo y democrático de educación; estas luchas han replanteado el papel de la educación, ya que de las escuelas normales salen los formadores de todos los mexicanos, y el caso de las normales rurales son una excepción, son un sistema no alineado con lo tradicional”, agregó.

Comentó, de igual forma, que Ayotzinapa ha planteado muchas dudas y muchas cuestiones, por lo que se debe buscar desde todos los ámbitos el diálogo con las personas que pertenecen, que están involucradas y que mantienen el sistema de las normales rurales en el país y no sólo responder con un “aplastamiento” de esta otra visión de la educación y, por el contrario, lo que se tiene que hacer es un proceso que resulte de un consenso y no del autoritarismo.

Explicó que “las normales rurales en un momento dado sufrieron el castigo del estado mexicano cuando se retiró del campo de la educación y dejó que otras fuerzas se fueran apoderando de este espacio, fuerzas que no necesariamente e históricamente están de acuerdo con un modelo de educación plural y laico, como los empresarios y la Iglesia”.

Por último, agregó que entonces los reclamos de los normalistas no son sólo de Guerrero, sino de todo el país, “son válidos y están vigentes”, porque se les ha hecho a un lado por parte del estado mexicano, cuando se trata de un sistema creado por el sistema mexicano que ahora quiere acabar con él porque resulta que por alguna u otra razón ya no conviene a sus intereses.

JSL
JSL