Pide Beltrones a dirigentes defender las reformas de Peña
Pide Beltrones a dirigentes defender las reformas de Peña
3 febrero, 2016
Verifican funcionarios estadounidenses efectividad de programa para protección de tortugas marinas
3 febrero, 2016

Reforma Penal llega en un momento difícil de la justicia mexicana: doctor Diego Valadés Ríos

reforma penal

Durante su participación en el VII Congreso Nacional de Derecho Constitucional, con sede en la Universidad Autónoma de San Luis Potosí, el doctor Diego Valadés Ríos, presidente del Instituto Iberoamericano de Derecho Constitucional habló de la falta de colegiación de profesionistas y abogados en el sistema de oralidad en la Reforma Penal.

Cualquier sistema cuando se maneja bien da buenos resultados, tanto el que se prevé ahora con justicia oral, como el tradicional; el problema que se va a tener a partir del mes de julio cuando se establezca en todo el país la Reforma Penal es que no se tomaron las medidas complementarias e indispensables como la colegiación obligatoria de los abogados, y el control en cuanto a la calidad de los estudios jurídicos”.

“Ahora mismo estamos en una de las mejores escuelas de derecho del país, la Facultad de Derecho Abogado Ponciano Arriaga Leija de la Universidad Autónoma de San Luis Potosí, pero cabe destacar que en el país hay más de mil 600 escuelas de derecho, la mayor parte sin controles académicos adecuados y sin calidad académica, como en su personal docente, sin instalaciones adecuadas, ni bibliotecas suficientes”.

Mencionó que actualmente se están preparando a millares de jóvenes abogados pero solamente de manera formal, no con los conocimientos reales: “y eso va a tener consecuencias adversas para el sistema de procesos orales, por la falta de colegiación, como la falta de requisitos adecuados para la formación de los nuevos abogados”.

Asimismo, el doctor Diego Valdez Ríos, indicó que desde su punto de vista en la implementación de la Reforma Penal se han descuidado muchos aspectos: “desde luego se deben y se puede corregir, el problema es que todo indica que tendremos un gran fracaso porque no hay abogados preparados ni actualizados, no hay escuelas que estén preparando a los nuevos abogados, no hay personal en el ámbito de la procuradurías ,ni policías capacitados para las nuevas exigencias y no hay los controles que se requieren”.

Indicó que la mayor parte de los asuntos serán objeto de negociación entre los abogados de la parte defensora y los abogados de la parte acusadora, y señaló que en Estados Unidos, el número de asuntos que llegan a juicio es alrededor del 18 máximo 20 por ciento del total de los procesos que llegan al juez, todo los demás señaló se negocian: “imaginemos un proceso de negociación entre autoridades no controladas y abogados tampoco controlados, ni en el orden de la preparación jurídica ni en la idoneidad de ética, de manera que nos acercamos a un momento muy difícil de la justicia mexicana”.