Aumenta seguridad en los alrededores de la Facultad de Economía
9 mayo, 2016
Decidir sobre comandancia compete a Municipio, responden a senadores
9 mayo, 2016

Regidor desmiente desatención de perros policías de la DGSPM

Angélica Campillo

Luego de que a través de redes sociales se denunciara la falta de atención hacia los perros policía pertenecientes a la Dirección General de Seguridad Pública Municipal (DGSPM) y adscritos a la comandancia norte, ya que al parecer los tenían sin comer, una comisión de autoridades del ayuntamiento capitalino acudió al sitio a verificar la situación, encontrando que los caninos estaban en buen estado, informó el regidor Raymundo Ramírez Urbina.

Cabe mencionar que cuando personal de este medio acudió al lugar a investigar, entrevistó al encargado del cuidado de los canes, quien confirmó lo señalado por el edil, sin embargo no pudieron entrar al área donde están resguardados, pues sólo se puede accesar por medio de un oficio firmado por el titular de la DGSPM, Antonio Garza Nieto, para evitar cualquier incidente.

El miércoles 4 de mayo, a través de Facebook, la usuaria Elízabeth Pouflore denunció lo siguiente: “URGENTE, personas animalistas o que simplemente tienen corazón: Tienen más de 60 perros en la Comandancia Norte sin comer desde hace dos días, los vecinos se quejaron porque no paran de llorar, de hambre. Son perros policías, entrenados, que trabajan y ni así les dan de comer. Los alimentan con croquetas de COSTCO, ¡por favor ayuden!, llevando alimento a la Comandancia Norte ubicada en la calle Gorrión número 75, colonia Las Julias, hoy por la noche o mañana por la mañana, por favor. Los perros están desesperados de hambre, si no pueden ayudar, compartan en su muro. GRACIAS (sic)”.

Entrevistado al respecto, el regidor Raymundo Ramírez Urbina declaró que recibió esa denuncia ciudadana por medio de Facebook en razón de que los perros policías de la comandancia norte tenían dos días sin comer, lo que le llamó mucho la atención, ya que, señaló, por “sentido de humanidad” es su obligación ver por qué no les estaban dando de comer a esos animales que son patrimonio de la policía municipal.

Recordó que al día siguiente de haber recibido la denuncia acudió a verificar el dato para ver si estaban bien atendidos, limpios, y si tenían alimento, pues es una tarea que los ocupa como regidores. Asimismo, refirió que se presentó en la comandancia norte acompañado de otras autoridades municipales, donde los recibió el director de Seguridad Pública Municipal, se dieron cuenta de que el sitio donde estaban los canes se encontraba limpio, e incluso algunos de los perros estaban hasta bañados y tenían alimento.

“Una de dos, efectivamente siempre tienen esas condiciones que están bien, o bien el haber avisado por redes sociales pudo haber prevenido esta circunstancia, sin embargo nuestro compromiso es que sigan así; vamos a seguir visitando de manera aleatoria las instalaciones para verificar que estén en buenas condiciones, y la otra es que vamos a hacer una petición de que los perros policías que se van a dar de baja, que son alrededor de 25, también se les dé un trato digno y que se retiren con honores, como se merecen, ese es el compromiso que tenemos”, recalcó.

Al acudir a la comandancia norte, personal de La Jornada San Luis entrevistó a uno de los encargados del cuidado de los perros policías, Jorge Rivera Guel, quien aseguró que los canes no estuvieron descuidados en ningún momento, pues siempre han procurado la atención y las condiciones mínimas de dignidad, que es brindarles alimento y abastecimiento de agua diario.

Dijo que como dependencia de Seguridad Pública siempre está abierta a comentarios y al escrutinio, a criticas buenas y algunas no, pero en cuanto a la atención a los animales, ésta se les brinda diariamente: “dentro de los perros siempre va a haber uno que busca ser el líder, y mientras él ladre los demás también, aparte hay hembras y cuando andan en celo los perros también se ponen inquietos, entonces me imagino que fue por ese lado o quién sabe, no les podría decir”, apuntó.

Indicó que alimentan a los 51 perros policías que tiene a su cargo con croquetas Kirkland, que son de “muy buena calidad” y fueron sugeridas por el veterinario de los canes; el promedio de alimentación de cada uno es de una ración en la mañana y una en la tarde, lo que representa un kilo por día, aproximadamente, para cada uno de ellos.

Agregó que los guardias resguardantes de los perros policías tienen cierto perfil que les permite atender de manera correcta a los caninos e incluso el veterinario los capacita constantemente.

Para cerrar, puntualizó que ninguna persona puede acceder al lugar donde se encuentran los perros policías, pues para ello se necesita una autorización previa del director de Seguridad Pública, pues “por la seguridad de los mismos perros tienen que entrar con un documento y en cualquier momento que nos den la indicación les damos el acceso, no hay ningún inconveniente, para que chequen que los canes están en buenas condiciones”.

JSL
JSL