guatemala
Presidente de Guatemala pide recuperar la fe en asuntos políticos
6 septiembre, 2015
inversión
Recesión de Canadá no tendrá impacto sobre México, dice sector privado
6 septiembre, 2015

Reitera canciller de la Arquidiócesis que homosexualidad es un “trastorno sicológico”

arquidiócesis

Jorge Torres

El canciller de la Arquidiócesis de San Luis Potosí, Fernando Ovalle González, reiteró que la homosexualidad es un “trastorno sicológico”, como lo había dicho hace algunos meses, pues, desde su visión como sacerdote, no recibió “jalón de orejas” por esas declaraciones, ya que no dijo nada malo y sólo es su opinión personal.

“No dije ninguna mentira ni nada falso, esa es mi postura; sí es un trastorno porque estoy partiendo de mi realidad como pastor de gente que viene, que pide ayuda y una iluminación desde Dios. Claro, no dudó también que haya otros que lo tomen como una postura, pero bueno, se respeta”, ahondó.

Asimismo, mencionó que emitió esas declaraciones porque, como pastor a nivel de confesión, pudo escuchar a mucha gente homosexual en donde la gran mayoría viene de situaciones familiares dolorosas y pedían ayuda mediante “una iluminación de Dios”, por lo cual solicitaban un acompañamiento, aunque consideró que se tomaron mál sus declaraciones, porque a lo mejor se decía que no estaba respetando a los homosexuales, pero nunca tuvo que ver con ello, sino de su visión personal.

“Ustedes me hicieron famoso, aquí más bien ellos me agarraron de bajada porque me traían en sus marchas. Yo pienso porque no vinieron a buscarme, vamos a dialogar, ya a lo mejor mediante el diálogo vamos entendiéndonos”, añadió el canciller sobre la polémica en sus declaraciones, las cuales, enfatizó no fueron nada falso, pues es su postura personal.

Cuestionado sobre el trabajo legislativo respecto a las bodas entre personas del mismo sexo, invitó a la nueva legislatura a realizar encuentros de diálogo entre los diversos sectores, sin polarizar el tema, pues no se trata nada más que la Iglesia quiera imponerse, sino que los legisladores escuchen todas las posturas y tomen a conciencia la mejor decisión para la ciudadanía, cuya base es la familia y el desarrollo armónico de los niños.

Por último, subrayó que “no es discriminación, partimos de la visión de familia que tenemos, partimos de la fe, la pareja es un hombre y una mujer, esa es la doctrina de dos mil años de la Iglesia”.