Falta de cultura vial, responsable de accidentes mortales: Tapia Cuevas
9 junio, 2015
Solicitan ayuda para costear operación de niña con cáncer
9 junio, 2015

Rescindir contrato con Vigue acarrearía otros conflictos

Vigue

El ayuntamiento reconoce su incapacidad para brindar de manera eficiente el servicio de recolección de basura. Foto: César Rivera

Se cuenta con los elementos legales para terminar la relación, reconoce regidor

Ricarlos I

Marco Zavala Galeana, presidente de la comisión de Vigue en el ayuntamiento capitalino, señaló que, aunque se tienen argumentos legales para rescindir el contrato con la empresa, inmediatamente se tendría que licitar a una nueva recolectora porque el ayuntamiento no tiene la capacidad de lidiar con el problema, toda vez que el servicio está licitado desde hace años: “además el problema de los recolectores privados y agremiados entraría en la ecuación”, advirtió.

En los meses pasados, explicó el edil, se sopesó la posibilidad de retirar el contrato debido a que no se contaba con un relleno sanitario, y fue raíz de esto que se urgió la empresa para conseguir la edificación de la celda de San Juanico, pero hay que tomar en cuenta que, legalmente, mientras no esté funcionando dicho vertedero, está incumpliendo y hay material para retirárselo.

“Pero no es el único tema, a pesar de las afirmaciones de la empresa, vemos diariamente la realidad de la ciudad: hay basura por todos lados, por la razón que quieran, la recolección no es suficiente, las rutas no están cubriendo toda la ciudad y esto genera incluso focos de infección donde la basura se acumula diariamente sin que nadie la recoja”, puntualizó.

A estas razones legales se agrega el hecho de que se debe buscar cómo conseguir el servicio a menor costo, claro, sin mermar la calidad del mismo. Reiteró que el ayuntamiento actualmente no tiene la capacidad ni personal ni técnica para encargarse del aseo público, así que, independientemente de la cuestión legal, si se retira el contrato a Vigue debe concursarse inmediatamente el servicio, para que la ciudadanía no se quede sin recolección.

Además, indicó que en este asunto también entran otros detalles, por ejemplo, el lugar donde se dejarían los desechos, porque el terreno donde se está construyendo la celda de San Juanico pertenece a la empresa Vigue, no al municipio, así que se tendría que llegar a un acuerdo o expropiarse el terreno de 40 hectáreas recién adquirido.

En estos momentos la única empresa con la infraestructura completa es Vigue, y, aparte, también hay que ver las cuestiones con los recolectores privados y las asociaciones agremiadas, pues hay auténticos cacicazgos entre los pepenadores y podrían influir en la situación.

“Herramientas legales, pues, las hay para salvar la situación, en caso de que se rescindiera el contrato, pero antes de hacerse sería ideal que ya se tuviera planeado lo que sucedería al día siguiente. No es algo que pueda o deba hacerse de golpe”, concluyó.

JSL
JSL