Circula rumor de que Korenfeld presentó su renuncia
8 abril, 2015
Bienes prestados durante campaña se contabilizan igual, advierte INE
8 abril, 2015

Revocan permiso para planta de Gas Express Nieto

Revocan permiso para planta de Gas Express Nieto

Instalaciones de Gas Express Nieto, el 17 de febrero de 2015. Foto Saúl López / Cuartoscuro

Por Víctor Cardoso

México, DF. La Secretaría de Energía, con base en estudios técnicos, dictaminó la responsabilidad de la empresa Gas Express Nieto en la explosión en el hospital materno infantil de Cuajimalpa el 29 de enero pasado y al mismo tiempo la dependencia resolvió la revocación del permiso para operar la planta de distribución de gas LP en Tláhuac, Distrito Federal, como “la sanción más severa” por los acontecimientos.

Dijo que “como resultado del informe técnico elaborado por especialistas de la Sener, pruebas científicas de expertos de un laboratorio de pruebas acreditado y el trabajo realizado por peritos de la Procuraduría General de Justicia del Distrito Federal (PGJDF), en relación con los hechos suscitados el 29 de enero del presente año en el Hospital Materno Infantil en Cuajimalpa, se determinó que la causa del siniestro fue la existencia de una fuga en el equipamiento del auto-tanque, originada por la fractura de dos tornillos en la junta de la bomba de trasiego de gas, debido al mantenimiento deficiente. Adicionalmente, se concluyó que el vehículo presentaba condiciones inseguras de operación, ya que su sistema de trasiego estaba alterado”.

Desde el pasado 17 de febrero la Dirección de Apoyo Legal en Petrolíferos de la Sener notificó el inicio del procedimiento para imponer una sanción administrativa a la empresa, “en razón de diversos incumplimientos a la Ley de Hidrocarburos y a la Norma Oficial Mexicana NOM-007-SESH-2010 Vehículos para el transporte y distribución de Gas L.P., condiciones de seguridad, operación y mantenimiento”. El permisionario, es decir la empresa Gas Express Nieto, tuvo un plazo de 15 días hábiles (del 18 de febrero al 10 de marzo) para manifestar sus pruebas. Luego del procedimiento, la dependencia federal consideró que “el siniestro sí pudo ser evitado y prevenido por Gas Express Nieto, toda vez que se encontraba obligado a cuidar que los auto-tanques de su propiedad estuvieran en óptimas condiciones”.

Consideró también que “la gravedad de los daños ocasionados por la explosión afectó los derechos humanos a la vida y a la integridad física de terceros, además de afectaciones materiales a una institución pública de salud y al patrimonio de particulares, lo que justifica la imposición de la sanción más severa prevista en la Ley de Hidrocarburos, consistente en la revocación del permiso de la planta de distribución a la cual estaba adscrito el auto-tanque causante del siniestro”.