En San Luis, más de 10 casos de desapariciones forzadas
17 julio, 2015
Ajuste$
17 julio, 2015

San Juan de Guadalupe tiene nuevo comisariado ejidal

cosariado ejidal

A la elección sólo pudieron entrar quienes tenían derecho a votar. Foto: César Rivera

Ricarlos I

Fueron dados a conocer los resultados de la elección del nuevo comisariado ejidal de San Juan de Guadalupe, en los cuales la planilla formada por Rogelio Ambrosio Carrizales, como presidente; Ofelia Esquivel López, como secretaria, y Francisco Monreal, como tesorero, ganaron. Este grupo, a decir de algunos ejidatarios, es el apoyado por Grupo Monterrey y Century 21, dirigido por Alejandro Tamayo Ibarra, lo que implicaría una fuerte pérdida de influencia para los intereses de Carlos López, El Chato, y las empresas y grupos que representa.

Desde las 12 del día en el salón del comisariado se reunieron todos los ejidatarios y comuneros con derecho a voto, acompañados por representantes y testigos enviados por la procuraduría y el tribunal agrarios. Durante los primeros minutos, se estuvieron validando los títulos de quienes buscaban votar en la elección, mientras los del frente Emiliano Zapata cuestionaban si se permitiría la entrada de personas sin derecho a voto.

Poco después de las 12:30 se hizo salir incluso a los miembros de la prensa del salón ejidal para poder llevar a cabo la votación y las discusiones sin presiones externas. Sólo hubo dos anulaciones de personas que no pudieron probar su derecho a voto con sus documentos.

Poco después, se presentó el único incidente de la votación, cuando uno de los ejidatarios mostró un documento que lo avalaba como tal, mientras otro reclamaba su derecho al mismo título. Esto, porque los terrenos se encuentran en litigio, por lo que los dos exigían sufragar. Al final, los representantes de la Procuraduría Agraria decidieron que ambos votaran para evitar más confrontaciones una vez que ambos ejidatarios ya habían llegado a los golpes.

La maratónica sesión terminó hasta las seis de la tarde, periodo en el que no se permitió a los ejidatarios salir del salón. Las votaciones quedaron con 132 votos a favor de la planilla ganadora, 92 para el segundo lugar y 36 para el tercero.

Aniceto Jasso, uno de los ex líderes ejidales, y quien según sus compañeros apoyaba a la planilla que quedó en segundo lugar, señaló que con esto se muestra la civilidad y buena disposición de los ejidatarios para llegar a acuerdos, sin confrontaciones ni rencores: “al final, lo que queremos es trabajar para beneficiar a nuestras familias y a la comunidad. Al menos de nuestra parte, no hay motivos para impugnar, la voluntad de la gente fue muy clara y hay que saber perder bien”, expuso.

A pregunta directa de si esta elección podría dificultar el trato con algunas de las empresas que indirectamente intervinieron en las planillas, aseguró que todo lo contrario, pues “de lo que se trata es de sumar, no de dividir. Todos trabajarán con el comisariado, sea quien sea, y ahora, con esta elección, al menos se tiene la certeza jurídica para poder desentrampar todos los conflictos territoriales que se mantienen y hasta ahora han impedido la realización de varias obras, entre ellas el nuevo periférico”.

Por su parte, Noé de la Rosa Bravo, parte del movimiento Emiliano Zapata y de la planilla que quedó en tercer lugar, indicó que, por ahora, se mantendrán a la expectativa del trabajo del nuevo comisariado. Manifestó: “al menos sabemos que ellos no serán tan controlables por el grupo de Carlos López y los Juanes Perreros, eso nos da algo de tranquilidad a nosotros y al resto de la comunidad”.

Eso sí, advirtió, “los problemas de títulos y el pequeño pleito que hubo entre dos que reclamaban derecho a voto podría en un momento dado ser usado como motivo de anulación, aún cuando se tuvo la venia de los representantes de la procuraduría. Por nuestra parte no hay ese interés. Obtuvimos los mismos votos que en la elección pasada, 36, y aún con los votos discutibles y los anulados, la diferencia fue suficiente entre el primero y el segundo, no se cambiaría el resultado”.

Ambos declarantes aseveraron que el ambiente en la comunidad ahora es de tranquilidad y que esperan que así se mantenga. “Quien quiera venir al ejido a trabajar y a desarrollar la comunidad es bienvenido, mientras se mantenga en la legalidad y nos trate con justicia”, finalizó.

JSL
JSL