El acoso escolar en aumento
19 junio, 2015
La realidad obliga a ser menos pretenciosos
19 junio, 2015

SCJ está violando la soberanía de los estados, critica la Iglesia

especie humana
iglesia

Juan Jesús Priego Rivera. Foto: César Rivera

Samuel Estrada

La Iglesia católica acatará la ley, pero nunca reconocerá los matrimonios entre personas del mismo sexo, externó el vocero del arzobispado de San Luis Potosí, Juan Jesús Priego Rivera, a pesar de la reciente resolución de la Suprema Corte de Justicia, a lo cual, consignó, de paso debieron haberle retirado el epíteto de estados libres y soberanos a las entidades, ya que no se está respetando la libre determinación de los mismos, como lo es en el caso potosino, donde el Congreso local no ha aprobado que se dé una legislación que permita este tipo de uniones.

Recordó que la Suprema Corte de Justicia declaró como inconstitucionales todas las legislaciones locales que no reconozcan el matrimonio entre dos personas más allá de su sexo, dado que ahora en la ley no dice que el matrimonio es entre un hombre y una mujer.

Consideró que la Suprema Corte de Justicia debería también garantizar la soberanía y la libertad de los estados, si no no se puede hablar de un estado libre y soberano: “cada entidad tiene el derecho y la facultad de regirse por sí mismo, de emanar sus propias leyes y, si no es así, pues se debe de retirar el título de libre y soberano”, reiteró.

Priego Rivera recalcó que la Iglesia católica reafirma que el matrimonio es sólo entre un hombre y una mujer porque se trata de una revelación divina: “un hombre no es el complemento de otro hombre, no están hechos para vivir juntos ni para procrear”, incluso, según dijo, hay estudios serios de varias universidades que certifican que las relaciones amorosas homosexuales no duran mucho tiempo y, si no hay estabilidad, pues no hay hogar ni hay familia.

Para concluir, comentó que esta “imposición” de la Suprema Corte de Justicia no se puede tomar como un signo de “avance o progreso” de la sociedad mexicana, asimismo subrayó que los católicos saben que el matrimonio tiene como finalidad la creación de una familia y sin un hombre y una mujer no la hay. “A final de cuentas respetaremos lo que diga la ley, pero no quiere decir que estemos de acuerdo”, puntualizó.

JSL
JSL