Deslinde
27 febrero, 2015
Represión generalizada
27 febrero, 2015

Se deslinda STPS de menores fallecidos en accidente de jornaleros del año pasado

stps
jornaleros

Edgar Durón Puente.

Académico de la UASLP reprueba la postura del delegado Durón Puente

Doré Castillo

No hay pruebas que vinculen como fuerza laboral a los menores que fallecieron en el accidente de los jornaleros del año pasado, aseguró el delegado de la Secretaría del Trabajo y Previsión Social del gobierno del Estado de San Luis Potosí, Edgar Durón Puente.

El funcionario expresó que, a ocho meses del percance que ocasionó la muerte de tres jornaleros del estado de Guerrero, y 18 más heridos, el caso continúa en litigio. Sin embargo, argumentó que la indemnización correspondiente por el fallecimiento de los menores “ya no es responsabilidad” de la secretaría, puesto que su intervención concluyó al hacerse cargo de la indemnización del hombre que sí fue reconocido como trabajador por parte de la dirección a su cargo.

Por tal motivo, Durón Puente señaló que “si hay asuntos pendientes que se puedan reclamar están ante la Junta de Conciliación y Arbitraje, para ver en qué concepto se puede indemnizar por parte de los menores que no tenían calidad de trabajadores”.

Por otra parte, Guillermo Luévano Bustamante, investigador de la Facultad de Derecho de la Universidad Autónoma de San Luis Potosí y coordinador de la Clínica de Litigio Estratégico en Derechos Humanos que proporciona asesoría a víctimas de violaciones graves de derechos humanos, criticó que Durón Puente se niegue a reconocer la calidad de los menores fallecidos como trabajadores y la responsabilidad de la Secretaría de Trabajo de gobierno de estado ante tal circunstancia.

El académico expresó que existen testimonios de los familiares de las víctimas que sustentan su calidad de trabajadores, y, aunado a ello, recalcó que los menores “murieron víctimas de un accidente de personas que estaban a su cargo, de Jesús Zárate Vázquez, quien es el propietario del rancho, entonces, aunque no hubiesen sido trabajadores, había una responsabilidad”.

Recordó que para dar cuenta del trabajo de menores la dirección a cargo de Durón Puente debía realizar inspecciones constantes a los sitios agrícolas donde laboran los jornaleros: “lo malo es que en la inspección pasada les avisaron en medios que las iban a hacer, entonces obviamente los patrones de los ranchos esconden a los niños y ponen todo en orden mientras está la inspección”.

Luévano Bustamante lamentó que hasta el momento el modo de actuar de la dirección haya sido evitar reconocer la calidad de menores de los trabajadores y no fincar responsabilidades sobre los patrones de los ranchos en los que estos laboraban antes de su fallecimiento.

JSL
JSL