Reivindica Al Qaeda en la Península Arábiga el ataque contra Charlie Hebdo
10 enero, 2015
Pide SCT a la OCDE supervisar licitación del tren México-Querétaro
10 enero, 2015

Se deterioró la confianza de los consumidores en diciembre

Desconfianza de consumidores

Fachada del Banco de México en el Centro Histórico capitalino. Foto Guillermo Sologuren

Roberto González Amador

México, DF. La confianza de los consumidores mexicanos sobre la situación actual y futura de su economía y la del país en general registró un deterioro en diciembre pasado, después de dos meses de haber experimentado mejoras, mostró un índice elaborado por el Banco de México y el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi).

Las principales dudas de los consumidores tienen que ver con la situación que tendrá la economía dentro de un año, la cual anticipan que será peor que ahora, de acuerdo con el resultado de la medición de diciembre, respecto de la percepción que tenían el mes previo.

El Índice de Confianza del Consumidor (ICC), que al retroceder indica que las personas pueden estar pensando en gastar menos y ello se refleja en la actividad de las empresas y el crédito, mostró en diciembre pasado una disminución mensual de 2.07 por ciento, informaron ambas instituciones este viernes.

Mientras las perspectivas de los hogares marcaron ganancias marginales, la evaluación del país se deterioró marcadamente, explicó Joan Enric Domene, analista de Invex, sobre el comportamiento del ICC. La continua depreciación del peso, la reducción en producción petrolera y por ende, su efecto en la finanzas públicas, podría estar generando temor en el público, consideró. En contraste, el indicador que mide la disponibilidad de realizar compras de bienes durables mejoró a comparación anual y mensual, lo que sugiere, añadió, un mejor dinamismo en el sector comercio.

Abajo del promedio

La confianza del consumidor mostró una evolución positiva durante la mayor parte del año tras haber perdido terreno a finales de 2013. Sin embargo, los niveles de confianza sin ajuste estacional se mantienen por debajo del promedio observado el año pasado, explicó.

Por el lado positivo, apuntó, los hogares mejoraron la valoración de su economía actual y futura a comparación anual, lo que se atribuye a un mejor dinamismo de la economía, dijo. Sin embargo, el análisis de la situación futura del país mostró debilidad, acotó.

El ICC está compuesto por cinco indicadores, de los que dos recogen la opinión de los consumidores sobre su situación económica actual y esperada; otros dos, la percepción sobre la situación presente y futura del país; y el quinto la visión que tienen acerca de qué tan propicio es el momento actual para la compra de bienes de consumo duradero.

Entre los componentes de la medición de la confianza de los consumidores, el mayor deterioro en diciembre se registró en el que tiene que ver con la percepción que tienen sobre la situación de la economía del país dentro de un año, hecho que resalta la diferencia entre la opinión de la calle y la de los pronósticos de especialistas y del propio gobierno, que anticipan para 2015 un desempeño económico mejor que el de 2014.

El rubro del ICC que capta las expectativas de los consumidores sobre la condición económica del país dentro de un año, respecto de la situación actual, registró en diciembre una disminución de 2.65 por ciento. En tanto, el que recoge la percepción sobre la situación económica del país hoy en día, comparada con la que prevaleció 12 meses antes, reflejó una reducción de 0.61 por ciento.

Los subíndices que miden la percepción sobre la situación personal, en cambio, mostraron ligeros avances. El indicador que hace referencia a la situación económica de los integrantes del hogar en el momento actual, frente a la que tenían hace 12 meses, tuvo un avance mensual de 0.40 por ciento. El componente que mide la situación económica que los consumidores esperan tener dentro de 12 meses, respecto de la actual, aumentó 0.18 por ciento mensual.

El quinto de los componentes del ICC, el que evalúa las posibilidades que ven los consumidores en el momento actual, respecto de un año antes, de comprar bienes de consumo duradero –muebles, televisor, lavadora y otros electrodomésticos–, se incrementó 1.29 por ciento mensual.