Reprogramación de taxímetros no es negocio para la SCT: Martín González
23 enero, 2015
PRIsencias y ausencias
23 enero, 2015

Se registra Carreras López como candidato priísta a la gubernatura de San Luis Potosí

Carreras

Juan Manuel Carreras López en su registro como candidato a la gubernatura del estado. Foto: César Rivera

Jorge Torres

En una accidentada llegada a la sede estatal del Partido Revolucionario Institucional (PRI) por la premura de registrarse en tiempo y forma, además de la nutrida presencia de la prensa que buscaba una primera reacción de su persona, llegó el precandidato de unidad del tricolor, Juan Manuel Carreras López, a registrarse ante la Comisión de Procesos Internos para después, ante el tumulto que provocó empujones con la prensa y el equipo que lo acompañaba, decidiera atender a la prensa.

Primero, el anuncio oficial de la candidatura de unidad se efectuó en la ciudad de México, luego de un desayuno al que acudieron los 11 precandidatos a la gubernatura. Al final del mismo, se reveló a los presentes la decisión del Comité Ejecutivo Nacional (CEN) sobre quién sería el elegido y único registrado por el PRI para buscar la gubernatura.

A pesar de que durante el desayuno de “la anunciación” todos estuvieron presentes, no fue así en el registro, pues, a pesar de lo pactado, Fernando Pérez Espinosa y Enrique Galindo se encontraron ausentes.

Una vez en el PRI potosino, luego de un viaje relámpado desde el Distrito Federal, el candidato priísta señaló que ahora es la etapa de un proceso que “mucho agradece” que se esté realizando en el PRI. Además, mencionó que con el registro de su precandidatura sólo habría que esperar a que la Comisión de Procesos Internos dictamine para validarla, lo cual sólo 15 minutos después le fue otorgado por parte del presidente de esa comisión, Edmundo Torres Cano.

Una gran expectación se notaba en la sede estatal del tricolor. Muchas personas desde temprana hora se dieron cita en el edifico de Colosio, en donde esperaban, por un lado, la llegada del tan esperado precandidato como la aparición de otros cuadros priístas locales que acudían a registrarse a las diputaciones federales, como el caso de la diputada Ruth Tiscareño Agoitia y la líder de mujeres del PRI, Paulina Castelo, quienes después de haber recibido “la bendición” del Comité Ejecutivo Nacional, acudieron con sus “porras” a registrarse para los distritos primero y segundo federales, respectivamente.

Cerca de la hora señalada, los diferentes medios de comunicación comenzaron a hacer guardia en la explanada de la sede del partido esperando al candidato de unidad para sacar la primera reacción, a pesar de que se advirtió por parte del PRI que Carreras López no daría entrevistas, pues por el tiempo iría directo al registro.

Posterior al evento del partido en el auditorio Plutarco Elías Calles, la prensa abordó al precandidato metros antes de llegar a la sede tricolor, lo cual provocó una “corretiza” detrás de Carreras López, quien pidió disculpas porque tenía que acudir a registrarse ya que “el tiempo se le venía encima”.

Una vez que se registró, de nueva cuenta los medios lo abordaron, pero el precandidato priísta estaba fuertemente custodiado y las personas que lo acompañaban no permitían a la prensa acercarse, incluso algunos nos llevamos algunos codazos, situación ante la cual Carreras López decidió detenerse y atender las preguntas de la prensa.

Así, ante la prensa, comentó que esta precandidatura viene de una reunión en el Comité Ejecutivo Nacional del PRI, en donde tanto la dirigencia nacional como estatal, además de todos los aspirantes priístas, dieron muestra de madurez política.

De igual manera, Carreras López reconoció el trabajo de la dirigencia nacional y de los demás aspirantes para construir esta candidatura de unidad, pues consideró que todos los militantes tienen la capacidad para poder encabezar el proyecto, por lo que “aprecia” que hayan depositado en él su confianza para llevar al PRI al triunfo en el estado.

Puntualizó que ahora hay que esperar a la convención de delegados del partido, el próximo 14 de febrero, a los cuales buscará para, en su momento, tratar de convertirse en el candidato del PRI, respetando los términos de la coalición que se firmó: “tendríamos que ir paso a paso. Ahorita lo que viene es buscar el apoyo hacia adentro del partido”, agregó.

En cuanto a la solicitud de expulsión del partido que solicitó un militante por su pasado panista, expuso que ese asunto lo resolverá el partido y se mantendrá respetuoso de ello y de las expresiones contrarias que se den.

Finalmente, informó que fue el martes pasado cuando pidió licencia a su cargo en la titularidad de la Secretaría de Educación del Gobierno del Estado, por lo cual será decisión del gobernador, Fernando Toranzo Fernández, el designar a quien ocupe ese espacio.

Tiempo de convencer a los priístas: César Camacho

Ya en un auditorio a reventar, en donde se congregaron diputados federales y locales, líderes de los tres sectores y la estructura territorial del PRI, el presidente del Comité Ejecutivo Nacional, César Camacho, afirmó en su mensaje a los priístas potosinos que “debe prosperar el ejercicio de ser generoso, tener capacidad para escuchar y acertar en la toma de decisiones, pues en una democracia; los actores son los demócratas”.

Manifestó: “qué difícil es escoger entre gente muy valiosa”, por lo cual, añadió, se hicieron valoraciones diversas para elegir al mejor perfil, y ahora es momento de fortalecer una candidatura de unidad.

Dijo que inicia una etapa en la que tiene que convencer a los priísta de que es la mejor candidatura para servirle a los potosinos, asimismo señaló que las propuestas del tricolor “no son producto del análisis de un especialista en un escritorio”, sino de “la sensibilidad de políticas y políticos que nunca han perdido el contacto con sus vecinos, con los ciudadanos que nunca se equivocan”.

Terminado toda la parafernalia clásica de los eventos priístas, los aspirantes, a excepción de Enrique Galindo Ceballos y Fernando Pérez Espinosa, quienes no asistieron, levantaron la mano a Carreras López, a quien le hicieron patente su compromiso de unidad en torno a su precandidatura.

Al final todo fueron besos, abrazos y fotografías entre los priístas, resaltando la prepotencia del personal que acompañaba al líder nacional priísta, pues impidieron a algunos compañeros periodistas hacer su trabajo, aunque no paso de empujones y gritos.

Así fue de accidentado el registro del bendecido priísta.

JSL
JSL