alejandro lozano boris
Anuncian primer foro de movilidad sustentable
2 febrero, 2015
Alcaldía tiene adeudos millonarios con proveedores, señalan regidores
2 febrero, 2015

Secretaría de Salud, incongruente con sus exigencias para centros de rehabilitación

Salud

Los centros de rehabilitación dan servicio a la ciudadanía con sus propios recursos.

Les piden cumplir como si fueran un hotel de lujo, denuncia Saúl Montenegro

Doré Castillo

“Nos exigen cumplir con las condiciones de seguridad e higiene como si fuéramos un hotel de lujo cuando a duras penas conseguimos los recursos para alimentar a los internos”, expresó Saúl Montenegro Mendoza, director de la comunidad terapéutica Vistahermosa, AC, quien denunció la falta de congruencia en las exigencias de la Secretaría de Salud del estado y la Norma Oficial Mexicana para la prevención, tratamiento y control de adicciones a las que son sometidos los centros de rehabilitación para adicciones que pertenecen a la sociedad civil.

Explicó que, debido a que los organismos descentralizados ya son insuficientes para atender la problemática, este tipo de organizaciones son una opción para las familias que buscan auxiliar a alguno de sus miembros para recuperarse del problema de alcoholismo y drogadicción.

Sin embargo, debido a su procedencia, se sostienen únicamente con donaciones de la sociedad civil y cuotas para el tratamiento, circunstancia que los mantiene en una posición difícil puesto que “manejamos muy pocos recursos y además nos vemos detenidos por la ley y la norma que nos rige”, subrayó el directivo.

Montenegro Mendoza explicó que, como asociación, los centros de rehabilitación dan servicio a la ciudadanía con sus propios recursos; sin embargo, la NOM 028 y la Ley General de Salud obliga a acondicionar las instalaciones de forma tal que muchas veces superan sus capacidades económicas, como “tener las áreas de tratamiento y de estancia de la gente como si fuera un hotel, pero nosotros no nos dedicamos a vender hospedaje, nos dedicamos a tratar adicciones”.

Asimismo, expresó que no existe corresponsabilidad en las demandas, puesto que la Secretaría de Salud incumple sus funciones al no impartir capacitaciones para el tratamiento de adicciones a quienes se encuentran al frente de estas instituciones, lo cual tiene un impacto directo en la carencia de conocimientos que permitirían evitar el maltrato de los internos, recalcó el directivo.

De igual forma, sostuvo que “una persona que se capacita tiene menos posibilidades de utilizar argumentos adversos o punitivos, sin embargo, la secretaría no hace lo suficiente en ese sentido”.

Abandono de la sociedad también propicia las adicciones

Lamentó que, al igual que las instituciones de salud, la ciudadanía contemple la situación de los centros de rehabilitación con indiferencia puesto que consideran su servicio como remoto e innecesario, “pero cuando ven a alguno de sus familiares inmersos en la adicción, entonces cambia su perspectiva y quieren que todo mundo haga algo porque salgan ellos adelante”.

El activista concluyó que, aunque aparentemente una parte de la población que no está afectada de manera directa por la problemática del alcoholismo o la drogadicción, debe existir un compromiso para eliminar el estigma al que se enfrentan los internos y sus familiares, puesto que la misma sociedad incentiva y normaliza el consumo de estas sustancias.

JSL
JSL