Terror, susto… pánico
26 enero, 2015
Anuncia Carlos Navarrete coalición perredista con PT, MC y Conciencia
26 enero, 2015

Sin importar el candidato del PRI, se le ganará: Zapata

Zapata

Alejandro Zapata Perogordo.

Ricarlos I

Si no hubiéramos en su momento Octavio Pedroza y yo, declinado nuestra participación, el PAN no habría recompuesto su proceso y esto lo hubiera dividido, advirtió Alejandro Zapata Perogordo, precandidato a la gubernatura por el Partido Acción Nacional, mientras explicaba en entrevista el regreso a su carrera por la gubernatura, su relación con los demás precandidatos y sus expectativas en el actual proceso.

“Fue una coincidencia que él y yo decidiéramos declinar al mismo tiempo, pero el hecho de que lo hiciéramos enunció que nuestra percepción de que las cosas no se estaban haciendo bien, no era una cuestión personal ni de ambiciones políticas, sino de que se estaba faltando al principio democrático del partido”.

En entrevista exclusiva con La Jornada San Luis, enumeró las situaciones que podrían presentarse en la próxima contienda electoral de junio, principalmente las que parecieran darle una ventaja al PRI por ser gobierno en los tres niveles, además de hablar de las derrotas que lo han golpeado en los últimos años, y el escándalo de Vallarta.

La fiesta en Vallarta: Yo sí di la cara

Cuestionado por el asunto de la fiesta en Puerto Vallarta en la que fue videograbado departiendo con varias bailarinas contratadas en un departamento acompañado de varios panistas más, señaló que a diferencia de otros políticos cuando les tratan de golpear con escándalos de esta naturaleza, “yo sí di la cara, principalmente porque no había nada qué ocultar. Aparezco en el video, sí, porque sí asistí a esa reunión, que yo en principio no sabía que era fiesta. Ya que vi su naturaleza, me quedé un rato, corto, y poco después del momento en que fui videograbado, me retiré, y ya”.

No hay nada que ocultar en eso, siempre me he guiado con transparencia, y no tendría por qué cambiar, sólo por un video. Es justamente por eso que luego se quiere desacreditar la lucha de algunos por la transparencia, porque al menos yo, siempre he pugnado por que cada cosa que se hace en el ejercicio de gobierno se declare, a diferencia de muchos otros que hoy en están en el poder, y quieren reservar la información para momentos en que no les afecte políticamente.

El PRI, contra corriente

Respecto a la elección de junio, señaló que “el PRI tendrá que nadar contra corriente, porque esta vez tendrán el juicio de la sociedad sobre ellos, en los tres niveles, y no han hecho un buen trabajo, la gente está harta de su impunidad”. Además advirtió que de todas las derrotas se aprende, por lo que sin importar el candidato del PRI, se ganará.

Con la experiencia de ya varias campañas en su equipaje, algunas sonadas victorias, otras cerradas derrotas, el ex alcalde, ex senador y ex diputado Zapata, hace memoria y recuerda cómo ha cambiado el panismo en los años que ha militado.

“Sin duda alguna que este trabajo te cambia, y más cuando ejerces un puesto ejecutivo. Ya he estado en ambos y puedo decir que el Legislativo te permite más mantener tus ideales y convicciones intactos, porque siempre puedes votar sobre tu conciencia. En los cargos ejecutivos no, en los ejecutivos debes mantener en todo momento la cabeza fría, y es de las cosas que he aprendido, a mantenerme sereno, a ceder un poco por el bien mayor, porque cuando gobiernas no gobiernas para beneficiar a los que votaron por ti, sino para ayudar a toda la sociedad”.

Con la edad, con los años, uno cambia su modo de ver las cosas, uno se vuelve más calculador, más objetivo, los éxitos te cambian, las derrotas aún más. No cambia el sentido de la lucha, ni sus orígenes.

En 2009, hicimos el mayor esfuerzo, pero el voto de castigo nos golpeó mucho, en San Luis Potosí, en Soledad y en Valles, porque aunque abrimos muchos otros frentes donde se consiguieron votos que no se tenían antes, nos faltó cubrir las casillas en buena parte de esas zonas, aparte no pudimos competir con el PRI, que recibió una enorme cantidad de recursos por parte de diferentes gobiernos estatales. Ellos con su estilo de hacer campaña, y nosotros cometiendo errores al defender el voto, al final aunque nos ganaron con poco margen, nos ganaron.

Incluso en algunas zonas del estado pudimos constatar la participación de la delincuencia organizada coaccionando el voto a favor del PRI, desafortunadamente no pudimos establecer pruebas debido al mismo miedo que había en ese entonces entre la gente.

Si a eso agregamos los ataques contra los gobiernos de Calderón y Marcelo de los Santos, no tuvimos el margen de maniobra suficiente para revertir estas desventajas. Además, la salida de Jorge Lozano y Eugenio Govea, dio la imagen al electorado de que nos estábamos peleando sólo por el poder.

El PAN, con oportunidad clara

Respecto a la comodidad que siente el PAN cuando es oposición, refirió que no es tanto una cuestión de “oposición”, sino de “comparación”. “Es una ventana de oportunidad, porque ahora tenemos un comparativo de cómo trabajó un gobierno del PAN, con sus fallas, como cualquiera, y cómo trabajó el gobierno del PRI”.

“En esta administración, las obras no se vieron, la cercanía que Toranzo presumía con la gente en su campaña se acabó en cuanto ganó, la corrupción se enseñoreó del gobierno, la justicia de ha vuelto selectiva, la inseguridad llegó a su punto más alto, y eso también nos permite ser más claros en las propuestas y necesidades a cubrir para el pueblo potosino”.

En este sentido, el aún precandidato trató de enumerar lo que necesita quien quede como ejecutivo estatal al final del proceso electoral, señalando en primer lugar la unidad, “porque se necesita que todos trabajemos y jalemos hacia el mismo lado para rescatar San Luis; segundo, necesitamos orden, respeto y oportunidades, porque todos los gobiernos anteriores lo que nos dejan de lección es que necesitamos certidumbre, saber que se van a respetar las leyes, nuestros derechos, que no va cualquier día a ser víctima de la delincuencia, o de la corrupción”.

“La pobreza no se va a combatir sólo con los programas sociales. Son necesarios, no se niega, pero son meros paliativos, ningún programa de asistencia le gana a la creación de empleo e infraestructura, y que la gente sepa que lo que ganan no se los van a quitar a la vuelta”.

En el gobierno de Toranzo, señala, se ha mejorado por ejemplo, la educación, “pero una vez que salen, no hay trabajo para la educación que recibieron, eso demuestra que no es una cosa la que debe arreglarse, debe hacerse un plan integral que asegure a esos estudiantes un trabajo acorde con lo que estudiaron”.

Bastiones panistas cayeron por cambio generacional

En cuanto a la capital, aseguró que esta es en realidad una creación de los varios gobiernos panistas que fueron mejorando su infraestructura las décadas pasadas, pero que esto no fue reconocido por las nuevas generaciones que creyeron ver en la alternancia una mejora, y ahora luego de dos gobiernos priístas en la capital se han dado cuenta de la realidad que representa el PRI y sus aliados.

“Este desgaste es natural, y sólo puede ser detenido con buenas administraciones, cosa que no han tenido los priístas. La gente quiere honestidad, quiere transparencia, quiere que se le tome en cuenta en los planes del gobierno, cosa que no se vio ni con Labastida ni con Mario García Valdez”.

También, los que han llegado al gobierno, no sólo los titulares sino sus funcionarios, han visto al gobierno como un botín, no sólo en el nivel municipal sino en el estatal. Y la gente lo ve, lo sabe, y es a partir de ahí que la opinión popular cambia. Si los servicios más básicos son afectados por estas situaciones, por supuesto que la gente que las padece reacciona.

Aspirantes albiazules, los respeta

Respecto a la relación que lleva con los otros dos aspirantes a la candidatura panista, señaló que no ha habido hasta ahora ninguna confrontación: “Ellos me conocen, saben mi trayectoria, y yo sé la de ellos. Sonia ha sido una panista muy notable tanto al interior del partido como en el Poder Legislativo, poco o nada hay que reprocharle”.

“En cuanto a Mario Leal, fue de los primeros que iniciaron la tradición de los gobiernos albiazules en la capital, su trabajo sirvió para que otros pudiéramos llegar a ese puesto, por eso se le respeta y estima, además de que la carrera que llevó en el servicio exterior no es algo que cualquiera pueda lograr. Ambos son muestra de lo mejor del PAN, y cualquiera de nosotros, quien gane, estoy seguro que contará con el respaldo del partido en su totalidad”.

JSL
JSL