plagio
Presentan académicos del país “propuestas contra el plagio”
27 julio, 2015
profeco
Profeco suspende a tres agencias de viajes y a ocho tiendas de conveniencia
27 julio, 2015

Sociedad, requiere mayor conciencia sobre los casos de explotación sexual: experta

sexual

En entrevista con la maestra Beatriz Aguilera, catedrática de la Facultad de Derecho “Abogado Ponciano Arriaga Leija” de la Universidad Autónoma de San Luis Potosí, destacó que la Organización Internacional del Trabajo señala que entre 800 y 900 mil personas son las que atraviesan día tras día las fronteras de los países para ser explotadas sexual o laboralmente.

La catedrática universitaria resaltó que ésta es una situación que desafortunadamente no se está atendiendo, destacó que frente a todos estos datos y pese a que en nuestro Estado, no se cuenta con un diagnóstico de la situación que se vive, ni tampoco se sabe a ciencia cierta de un número determinado de víctimas, y mucho menos se conoce cuantas personas pudieran estar involucradas.

Detalló que el día de hoy no hay ninguna autoridad de gobierno ha dado un adecuado tratamiento o una atención a esta problemática.

Comentó que seguimos viendo algunos esfuerzos de organizaciones de la sociedad civil y de la iglesia, sin embargo las bandas o grupos que se dedican a influenciar a las personas en estas actividades han sido desarticulados por parte de la sociedad civil.

Indicó que sólo algunos cuantos funcionarios más o menos han tratado de hacer esfuerzos para combatir esta problemática pero hace falta hacer mucho trabajo de conciencia al respecto: “y siempre recalco y enfatizo mucho respecto a la capacitación, que además de permitirle al operador jurídico conocer cuáles son los elementos que conforman este delito, también permitirían tener una sensibilización frente a esta temática”.

Para concluir la maestra Beatriz Aguilera, catedrática de la Facultad de Derecho de la UASLP, señaló que un punto importante que es parte de la problemática de la trata de personas es que como sociedad hemos normalizado la violencia sexual y de género que hay detrás de este delito.

 Mencionó que desafortunadamente nuestra sociedad está marcada por estos patrones culturales que crucifican a la mujer y la ven como un objeto sexual y todo esto a través del tiempo ha dado como resultado que la sociedad vea esta explotación como algo normal, cuando realmente no lo es”.