Cámaras defectuosas
23 noviembre, 2015
Carmen Aída. Las bodas de El Chapo y otros
23 noviembre, 2015

Sólo se impondría trabajo social a graffiteros, señala Gallardo Juárez

graffiteros

El delegado del INAH ha solicitado que se endurezcan las penas para quienes dañen el patrimonio de la ciudad. Foto: César Rivera.

Angélica Campillo

Contrario a lo que pidió el delegado del Instituto Nacional de Antropología e Historia, Juan Carlos Machinena Morales, acerca de elevar las penas hacia las personas que dañen los edificios históricos con graffiti, e incluso la implementación de cárcel para ellos, el presidente municipal Ricardo Gallardo Juárez, señaló que por el momento sólo se impondría a estos infractores trabajo comunitario.

En este contexto, Machinena Morales urgió a los diputados locales a que analicen otras leyes de estados como Zacatecas o Coahuila, que le llevan a San Luis Potosí una ventaja en la manera de combatir el graffiti, para que tomen en cuenta cómo lo hicieron y que implementen las penas, incluso de cárcel, para quienes pinten con aerosol los edificios históricos, y que ojalá en un futuro, cuando haya mayor cultura y educación, esta ley se pueda derogar.

“Pongo el ejemplo de la ciudad de Satillo, Coahuila, que cobra una multa de 600 mil pesos a quien haga el graffiti, pero la multa no va hacia el joven que pinte con aerosol, sino a los papás, porque es un asunto de cultura. Hay también penalidad de cárcel, entonces ese tipo de situaciones no las tenemos en San Luis, ojalá no las tuviéramos si existiera la cultura, pero al estar siguiendo el patrón de falta de cultura, tenemos que aplicar la ley. El Congreso del Estado es el que tiene que normar eso, tiene que subir las penalidades”, sentenció.

También indicó que “hay que implicar a las empresas que venden aerosoles para que no se los vendan a menores de edad y a los padres de familia para que hablen con sus hijos. Sabemos que hay arte en esto, pero que no lo hagan en canteras porque es terrible, hay que cambiar piezas y es un daño fuerte”, sostuvo.

Indicó que es poco el porcentaje de edificios que presentan daños por graffiti en el Centro Histórico, el cual representa un 30 por ciento, y en toda la ciudad de San Luis Potosí es de 60 por ciento.

Por su parte, el alcalde Ricardo Gallardo Juárez declaró que gastará una buena cantidad en cámaras para inhibir ese tipo de problemas, porque se trata de daños patrimoniales, pues son edificios históricos y no puede permitir que los sigan deteriorando.

Al ser cuestionado sobre si la implementación de cámaras de seguridad para detectar a las personas que dañen los edificios históricos sería algo similar a la fotomulta, precisó que “si tienes la foto de la persona, es muy fácil dar con ellos y además dentro del graffiti todo mundo se conoce. De 100 habrá un uno por ciento de graffiteros”, abundó.

Acerca de si se sancionará a los que sean sorprendidos realizando este tipo de actos, mencionó que “vamos a pensar que si ellos no tienen con qué pagar, que lo hagan con trabajo social, haciendo cualquier tipo de trabajo”.

Añadió que la instalación de cámaras de vigilancia para detectar a las personas que incurran en daños con graffiti en edificios arquitectónicos es un tema que van a tratar en sesión de Cabildo, así como las sanciones que se impondrían.

JSL
JSL