Exige la CEDH aclarar desaparición de jóvenes que apoyaban a Toranzo
8 octubre, 2015
violencia desaparición propuesta de reparación enfrentamientos Cuajinicuilapa , pensiones ,
El mexicano Claude Heller, miembro del comité contra la tortura de la ONU
8 octubre, 2015

Tortura y protestas de policías, en el pasado reciente del general

casa de empeños tres sujetos robo violación robo pastelería bicicleta

De la Redacción

El nombramiento del general en retiro Arturo Gutiérrez García como secretario de Seguridad Pública en el estado ha generado opiniones encontradas, principalmente por haberse desempeñado en el mismo puesto en el estado de Tamaulipas antes de aceptar el encargo en San Luis Potosí.

Gutierrez García es viejo conocido en San Luis Potosí, pues de julio de 2010 a septiembre del 2012 se desempeñó como comandante de la doceava Zona Militar, encargo que dejó para fungir como jefe del Estado Mayor de la cuarta región militar de la Secretaría de la Defensa Nacional en Nuevo León.

Ni dos meses tenía como encargado de la seguridad en el vecino estado de Tamaulipas cuando, en mayo del 2014, su recién nombrado jefe de Inteligencia, Salvador de Haro Muñoz, fue ejecutado junto con sus dos escoltas en calles de Ciudad Victoria; otro conocido en territorio potosino tras haber sido director de Seguridad Pública y Tránsito municipal en Mexquitic de Carmona.

En noviembre de ese mismo año otro militar encargado de funciones de seguridad pública en Tamaulipas, Ricardo César Niño Villarreal, fue asesinado, hecho que desencadenó protestas de elementos de la Policía Estatal Acreditable, quienes denunciaron haber sido torturados y privados de su libertad luego de haber sido acusados de trabajar para la delincuencia organizada producto de las investigaciones relacionadas con el homicidio de Niño Villarreal.

A pesar de estos hechos, cerca de cumplir un año como encargado de la seguridad en Tamaulipas, en marzo del 2015, Gutiérrez García oraba por la paz junto a miles de cristianos en el marco del día nacional de oración por la paz; en ese entonces el general en retiro declaraba: “todos nosotros somos corredores de la fe, todos nosotros vemos un Tamaulipas más seguro, un Tamaulipas más bendecido económicamente. Tenemos fe en que Dios va a hacer de Tamaulipas el primer estado de la República, porque Tamaulipas ha sufrido mucho y yo sé que Dios va a recompensar ese sufrimiento también”.

Elementos de la Policía Estatal Acreditable desde mayo del 2015 dieron cuenta de “irregularidades” administrativas en la Secretaría de Seguridad Pública encabezada por Gutiérrez García, ya que, según denunciaron en su momento y hasta la fecha, se les adeuda cerca de siete meses de viáticos correspondientes al pago de hospedaje y alimentación, monto que, según diarios locales de Tamaulipas, asciende a quince millones de pesos, lo cual provocó la renuncia de varios elementos de dicha corporación.

Además de las protestas de policías, en septiembre de este año, la salida de Arturo Gutiérrez estuvo marcada por dos hechos que alcanzaron trascendencia nacional. El primero fue la muerte del agente Benito García Medina, luego de haber sido torturado por sus propios compañeros dentro de las oficinas de la corporación, quienes lo investigaban por presuntos vínculos con la delincuencia organizada y reportaron dicha muerte como un infarto. Sobre este hecho, Gutiérrez García confirmó que seis elementos de la policía estatal se encontraban sujetos a investigación.

El segundo y último hecho se trató del descubrimiento de los cuerpos de Juan Manuel Gómez Fernández y Juan Manuel Gómez Monteverde, padre y hermano del cineasta mexicano Alejandro Gómez Monteverde, quienes habían sido secuestrados en Tamaulipas a principios de septiembre y cuyos cuerpos fueron encontrados en el ejido El Chachalaco, Veracruz, lugar colindante con Tamaulipas, a finales de septiembre de este año, pocos días antes de que se diera a conocer que Gutiérrez García sería nombrado secretario de Seguridad Pública en San Luis Potosí.

Actualmente, el general en retiro se enfrenta a los cuestionamientos de organizaciones civiles y sindicales en el estado, quienes han dado a conocer la llegada de por lo menos 150 elementos de Tamaulipas para desempeñar labores de seguridad en el estado, mientras que, por el otro lado, el secretario de Gobierno, Alejandro Leal Tovías, justificó este hecho argumentando que se trata de un grupo de policías de confianza con la intención de evitar la curva de aprendizaje y que trabajen en su máximo nivel desde el inicio.

JSL
JSL