cáncer en la mujer
Cambio de alimentación, importante para combatir el cáncer de mama
20 octubre, 2015
Zona de tolerancia
20 octubre, 2015

“Un accidente”, pérdida de visión de un menor, dice director del HC

Hospital Central

Fotografía: César Rivera

El director del Hospital Central Ignacio Morones Prieto, Francisco Alcocer Gouyonet, consideró que el incidente ocurrido durante una cirugía que derivó en la pérdida de visión de un menor no fue culpa del nosocomio.

En este contexto, y en relación a la recomendación que emitió la Comisión Estatal de Derechos Humanos (CEDH), expresó que “lo que hicimos fue darle respuesta a cada una de las peticiones que hicieron. Estamos bien empapados del caso y a cada una de las situaciones que nos están pidiendo estamos dando respuesta a una por una”.

Acerca de si se inhabilitó o se inició un procedimiento por esta situación, manifestó que los puntos recomendatorios de la CEDH no plantean la inhabilitación del médico: “este evento muy desafortunado, es inherente a cualquier procedimiento, es un accidente que sucedió, entonces la recomendación de los Derechos Humanos no es que se inhabilite al médico, puede pasar en cualquier lado”, enfatizó.

Consideró que, cuando se hace una revisión médica, el procedimiento pudo haberse evitado, o sea la complicación, de alguna u otra forma, pero cuando ocurre un accidente de estos en la medicina es parte de cualquier procedimiento invasivo.

Aseveró que no fue una negligencia sino un accidente, y precisó que cuando ocurrió el accidente el paciente fue atendido por los especialistas en oftalmología y posteriormente se le brindó la atención al respecto, pero “eso no garantiza que el niño pueda recuperar la visión del ojo porque cuando el accidente puede ser mayor, puede o no recuperar la vista, pero nunca dejó de atenderse al paciente”.

Externó que es lógico que un incidente de este tipo pueda haber generado mala imagen de la atención que se brinda en el Hospital Central, ya que “todo el mundo voltea a ver y se piensa que están mal atendidos, nos hacen las recomendaciones de que por supuesto ponemos atención y sí, da una mala imagen al principio, pero cuando se conoce el quehacer médico al que estamos sujetos, es inherente, por eso se firma un consentimiento informado, etcétera, porque los accidentes ocurren en cualquier parte del mundo en la profesión médica”.

JSL
JSL