Peña
Se reúne gobernador electo, Juan Manuel Carreras, con Enrique Peña Nieto
28 julio, 2015
educación básica
99 estudiantes culminan cursos de educación básica y computación en la plaza comunitaria «Tlasaloua»
28 julio, 2015

Un reto introducir en México la cultura de consumir Amaranto

amaranto

 

Al hablar del Proyecto del Amaranto en el Estado, el doctor Flavio González Ayala, especialista en negocios internaciones y académico de la Facultad de Economía junto al doctor Enrique González Ramírez, de la Facultad de Ciencias Químicas destacaron que el más grande reto para introducir este producto ha sido la aceptación de la población potosina para su consumo.

El doctor Enrique González Ramírez, señaló que el amaranto entrará en la cruzada contra el hambre a nivel nacional: “somos el segundo país con más obesidad en el planeta y hay que detenerlo y el amaranto tiene todas estas propiedades, lo que es interesante es que culturalmente el amaranto en México se conoce desde las famosas alegrías y además se puede combinar o adicionar en cualquier alimento”.

Aseguró que el amaranto ha estado presente en San Luis Potosí, pero se consume muy poco: “creo que partimos con este proyecto de cero en el año 2012 y el primer año fueron diez hectáreas experimentales que fueron cultivadas con éxito, el segundo año alcanzamos ochenta hectáreas cultivadas y para este año el plan pretendía que las hectáreas fueran creciendo poco a poco, y con la tecnología que se está desarrollando y el apoyo de la Secretaria de Desarrollo Agropecuario y Recursos Hidráulicos (SEDARH) se planean sembrar arriba de cien hectáreas, con la finalidad de proveer la necesidades del amaranto en San Luis Potosí”.

Indicó que el más grande reto es dar a conocer la importancia del amaranto como un alimento benéfico en el país: “está es una de las principales barreras a vencer, ya que a pesar de ser un producto mexicano, ancestral, se desconoce totalmente su beneficio: “México se convirtió en un país casi sin consumo de amaranto. Pero poco a poco hemos logrado introducirnos, aprovechando las ferias de amaranto, la promoción y la gente ya conoce más sus beneficios y cómo aplicarlo en la alimentación”.

Esa barrera señaló, se ha estado venciendo por lo que ahora podemos ver productos de amaranto en algunas cooperativas escolares, en instancias de gobierno como DIF, inclusive en centros de readaptación social.

Un trabajo muy interesante que hace la UASLP a través de la Facultad de Ciencias Químicas, es el desarrollo de soluciones y productos de amaranto para su consumo.

Por su parte, el académico Flavio González Ayala indicó que la gran ventaja de este producto es que puede sembrarse en cualquier región: “por ello, además de sus propiedades que ayudan a la alimentación en cualquier área, una de las cuestiones importantes es su comercialización pues el crecimiento de las hectáreas de amaranto es cada vez mayor, y las proyecciones económicas son redituables”.

Mencionó que el cultivo del amaranto es rentable, a diferencia de otros cultivos que tienen que ser subsidiados dijo: “Los costos van de 15 a 20 mil pesos una tonelada, y el primer año se pueden producir dos o tres toneladas donde el costo varía dependiendo de cómo este en el mercado, y dependiendo la producción”.

Los académicos universitarios detallaron que el grano reventado y la harina de amaranto es lo que se está proyectando en la planta de Villa de Arista productos básicos con los que se pueden hacer los alimentos, a parte de la barra de amaranto que es muy nutritiva y la más comercial.

Detallaron que a nivel mundial uno de los principales productores de amaranto es China, además de India, e incluso Estados Unidos: “Los estados en México que producen amaranto son Puebla, Tlaxcala, Estado de Morelos, y otros. San Luis Potosí, no es de los primeros estados en producción, sin embargo en tan sólo cuatro años que se introdujo la planta de Villa de Arista, hemos alcanzado niveles significativos.

Finalmente destacaron que está todo el apoyo del Gobierno del Estado, así como de la SEDARH, y de la coordinación del proyecto de la UASLP para que este salga adelante.