Comprensión, tolerancia, paciencia y un poco de cariño
1 Enero, 2015
“Con Sibelius sientes que si una gota toca tu piel quemará hasta el hueso”
2 Enero, 2015

Uso correcto de pirotecnia, responsabilidad individual

cohetes

Un vendedor de pirotecnia manifestó que “lo más importante es no venderles a los niños”. Foto: César Rivera

El uso correcto o no de los cohetes es un asunto de responsabilidad individual, señalaron compradores y vendedores de pirotecnia instalados en las inmediaciones del mercado República y del jardín Colón durante el día más importante del año para la venta de este tipo de artefactos.

Desde temprano las calles aledañas se llenaron de puestos que ofrecían sus productos a los consumidores. Sin embargo, a pesar de los empaques brillantes y de apariencia inofensiva, adornados con imágenes de personajes de caricatura como Bob Esponja o Ben 10, los vendedores recalcaron que se trata de productos que deben manejarse con cuidado.

El comerciante Lázaro Esparza refirió que la pregunta “¿es de luz o de trueno?” es una de las más  recurrentes por parte de los compradores en relación a las características de la detonación sonora o luminosa del producto.

“Lo más importante es no venderles a los niños”, detalló Ignacio Oviedo, quien subrayó que es importante que el comprador verifique aspectos como el tamaño de la mecha al momento de elegir su producto. “Por ejemplo, en un cuete que truena, si es una mecha muy corta, en lo que lo prende y lo avienta ya le tronó muy cerquita”, explicó.

Argumentaron que los fuegos pirotécnicos no vienen acompañados de un instructivo de uso apropiado y de advertencias sobre los riesgos porque “es algo que se conoce por sentido común”, y que el mal manejo de los mismos tiene que ver con un “problema de cultura”.

El vendedor José Luis García expresó que durante el curso de capacitación realizado por la Dirección de Protección Civil, se les hizo entrega de volantes que detallan las instrucciones del uso apropiado de la pirotecnia, como la distancia recomendable a mantener durante el encendido o los soportes que no deben utilizarse para colocar el producto, pero destacó que este lo conservan los vendedores y no se distribuye entre los compradores al momento de realizar su compra.

Durante la pasada temporada navideña, la dirección estatal de Protección Civil reportó cinco casos de amputaciones de falanges de la mano en niños y jóvenes de tres municipios del estado.

Seguridad de pirotecnia, escasa en la vía pública

Durante el tiempo en que se realizaba el sondeo con los vendedores, quedaron manifiestas las condiciones de seguridad que se viven en la vía pública con respecto a la venta de cohetes. Aproximadamente a las 12 del día, en el pasaje Alhóndiga, cerca de la calle Hidalgo, comenzó a lanzar chispas un transformador y a encender la hoja de una palmera seca que se encontraba debajo, situación que causó alarma en los vendedores de los locales aledaños, pues cerca de la base del poste del transformador estaban instalados dos puestos de venta de pirotecnia. Para prevenir riesgos, unos de los puestos fue cubierto con lona plástica por los vendedores.

ejo de los mismos tiene que ver con un “problema de cultura”.

El vendedor José Luis García expresó que durante el curso de capacitación realizado por la Dirección de Protección Civil, se les hizo entrega de volantes que detallan las instrucciones del uso apropiado de la pirotecnia, como la distancia recomendable a mantener durante el encendido o los soportes que no deben utilizarse para colocar el producto, pero subrayó que este lo conservan los vendedores y no se distribuye entre los compradores al momento de realizar su compra.

Durante la pasada temporada navideña, la Dirección estatal de protección civil reportó cinco casos de amputaciones de falanges de la mano en niños y jóvenes de tres municipios del estado.

Seguridad de pirotecnia, escasa en la vía pública

Durante el tiempo en que se realizaba el sondeo con los vendedores, quedaron manifiestas las condiciones de seguridad que se viven en la vía pública con respecto a la venta de cohetes.  Aproximadamente a las 12 del día en el pasaje Alhóndiga, cerca de la Calle Hidalgo, comenzó a lanzar chispas un transformador y a encender la hoja de una palmera seca que se encontraba debajo. La situación causó alarma en los vendedores de los locales aledaños, pues cerca de la base del poste del transformador estaban instalados dos puestos de venta de pirotecnia. Para prevenir riesgos, unos de los puestos fue cubierto con lona plástica por los vendedores.

JSL
JSL