Al revés. Cartón de Patricio
17 octubre, 2014
Dice Martín Toranzo que él no convocó a rueda de prensa
17 octubre, 2014

Indigna a vecinos del jardín Colón la indolencia municipal

Ricarlos I

Colón

Vecinos del Jardín Colón Foto: Cesar Rivera

Con la conformación de un explicar sus planes de remodelación del sitio. Los vecinos, desdeñados, ahora se dicen en total desacuerdo con la remodelación propuesta, que incluye la tala de varios árboles, y recurrirán a las instancias legales que sean necesarias para detener la obra que, según notas periodísticas de obras públicas, inicia en semana y media.

Luego de que varias asociaciones y vecinos externaran ante medios y redes sociales su desacuerdo con el plan de remodelación del jardín Colón, la Asociación de Jóvenes Arquitectos, representada por Andrés Rangel Orduña, se decidió a organizar un foro para acercar a las autoridades municipales con la ciudadanía que se mostraba inconforme.

Cuál sería su sorpresa al darse cuenta que, primero, el ayuntamiento menospreció la oportunidad de explicar ante los vecinos el proyecto y de resolver las dudas que en las semanas anteriores han ido surgiendo. El desencanto en los organizadores era patente, pues sus labores de convencimiento y búsqueda de los funcionarios durante semanas fueron inútiles. A pesar de que varios de ellos habían demostrado interés en asistir para aclarar sus planes, se había llegado la hora y seguían sin llegar.

Se decidió por ende comenzar la reunión con los pocos invitados que sí asistieron. Una representante del Instituto Nacional de Antropología e Historia, en lugar de Juan Carlos Machinena, y un joven que se dijo representante de Marvelly Costanzo, presidenta de Nuestro Centro. El resto de los integrantes del foro de discusión eran invitados de los mismos organizadores, del Colegio de Arquitectos, de asociaciones de abogados, de locatarios del mercado, entre otros.

Por esto, lo que se planeó como una discusión terminó en una lista enorme de quejas vecinales, en contra del olvido en que esta y anteriores administraciones han mantenido el lugar. Robos de maceteros de cantera, de columnas, de plantas de ornato, incluso del pasto, la iluminación y vigilancia escasa, aunque a causa de la reunión, varias patrullas y motopatrullas pasaron el rato rondando el jardín.

Luego tomaron la voz algunos líderes sociales que, en su calidad de vecinos, arremetieron fuerte contra la administración de Mario García Valdez. Primero el líder de Pro San Luis Ecológico, Sergio Serrano Soriano, criticó la falta de lógica oficial ante la severidad del clima potosino, pues en el proyecto de compras se incluyen varias plantas de ornato y árboles que, afirma, “se verán muy bonitas el día de la inauguración, pero el fuerte sol potosino las matará en semanas, no hay planeación de ningún tipo en este proyecto”.

Por su parte, Manuel Martínez Guiza criticó la postura del “empleado más caro del ayuntamiento”, García Valdez, al no haber siquiera enviado un representante al foro, y señaló que este tipo de actitud es la que hace que se desconfíe del proyecto. “Esa silla vacía, es el símbolo de cuánto le importa San Luis Potosí a Mario García Valdez”

Por su parte, Martín Faz y Manuel Nava, cada quien en su turno, recordaron que uno de los principales valores de la democracia es la participación ciudadana, y que este tipo de actos son los que necesita la población potosina para despertar de su letargo.

No es una cosa que se pueda detener fácil, advirtió Nava Calvillo, “todo en estos tiempos es político, y estos son muy malos políticos, pues tratan de hacer cosas a obscuras y a espaldas de la ciudadanía, es una falta de respeto absoluta, y esa actitud de que como autoridad pueden hacer lo que quieren, pisoteando los derechos y necesidades ciudadanos, es lo más grave”.

“Esta manifestación es un ejemplo de que la solidaridad potosina sigue viva, a pesar de todo, no todos los que están aquí son vecinos del jardín, pero son locatarios, o gente que circula por aquí diario, o simplemente personas que se sienten identificados con la lucha de los vecinos y que saben que si no luchan hoy por otros, mañana no habrá quién luche por ellos”.

Ya caída la noche, y tras varios pronunciamientos más de los vecinos, todos críticos duros del quehacer del ayuntamiento, se decidió terminar la reunión, con un acuerdo para formar un comité ciudadano además de unir a varios grupos para su apoyo logístico, el Colegio de Arquitectos, asociaciones de abogados, agrónomos, historiadores, ecologistas y demás.

El propósito de dicho comité, señalaron, es presentar un amparo respaldado por todas las firmas que logren recabar de hoy al martes de la próxima semana, para que cualquier obra que se esté planeando hacer en el jardín Colón sea detenida. El segundo objetivo es que se efectúen estudios independientes, de preferencia por parte de la Universidad Autónoma de San Luis Potosí, no a través de alguna empresa ni semejantes, que evalúe cada árbol del lugar para ver cuáles verdaderamente necesitan ser talados y cuáles sólo requieren mantenimiento.

El tercer objetivo sería que el gobierno municipal presente ante todos los vecinos y en el mismo jardín Colón, los planes para su remodelación, costos totales, tiempos exactos para su finalización y demás detalles. Todo esto aún con una condicionante extra, como es el remozamiento de las calles aledañas, “pues no es posible que no sean capaces de tapar un simple bache, que todas las vías de San Miguelito están llenas de ellos, pero quieran gastar millones en una remodelación que la población ni pidió ni está de acuerdo”, señaló Adriana Domínguez Castillo, una de las vecinas integrante del comité.

JSL
JSL