No se podrá utilizar programas sociales para hacer proselitismo, advierte Lozano
15 enero, 2015
Nada sospechoso en el regreso de Mendizábal, sostiene el PAN
15 enero, 2015

Vecinos del jardín Colón buscan que se les reconozca su comité

jardín Colón

Jardín Colón.

Se reunirán los vecinos del jardín Colón a puerta cerrada con Horacio Sánchez Unzueta para tratar su reconocimiento como comité y ser tomados en cuenta en la rehabilitación del lugar, pues, a pesar de que se anunció su inclusión hace unos meses en el consejo del Centro Histórico, no se les ha llamado ni incluido en los planes y proyectos de la zona.

“El caso del jardín Colón y la oposición que generó en los vecinos ha tenido la virtud no sólo de detener lo que parecía terminaría en otro ecocidio en la ciudad, sino que también ha puesto al descubierto que las autoridades municipales y estatales no han hecho su trabajo de manera adecuada y sólo buscan programas de los cuales bajar fondos y terminan haciendo obras inputiles y, además, a espaldas de la población”, señalaron los representantes del comité conformado por vecinos y simpatizantes del lugar, además de locatarios del mercado Tangamanga.

Explican que fue gracias a la oposición surgida en redes sociales luego de la tala irracional de los árboles en Arista y la plaza de Fundadores que comenzaron las preguntas alrededor de los planes del gobierno municipal y el comité de rehabilitación del Centro Histórico, encabezado por el ex gobernador Horacio Sánchez Unzueta: “cuando anunciaron lo que querían hacer con el jardín; cortar árboles, sembrar flores y plantas que en menos de un año estarían muertas o quitar parte del inmobiliario que ya lleva décadas ahí, era lógico que los vecinos protestaran luego de ver lo que habían hecho en muchos otros sitios”, sostuvieron.

Agregaron que “el parque es usado por todos, vecinos, locatarios, potosinos que pasan por el lugar; los niños juegan en las jardineras, los más grandes patinan o aprenden bailes en los corredores; la gnte se relaja en el lugar. Por más bonito que se viera con flores, los niños perderían ese espacio para jugar y divertirse sanamente; sin árboles, no podría nadie relajarse a pleno sol. Hacer estos cambios sin consultar a los afectados puede que sea normal para el gobierno, pero los vecinos no estaban dispuestos a aceptarlo”.

Fue a raíz de la resistencia que los planes parciales comenzaron a tambalearse, explicó Carlos Covarrubias, pues muchos de ellos ya no tenían ni sustento técnico ni histórico. Puntualizó que desde que se cayó la declaratoria del Camino del Mercurio y de la Plata, con el que se planeaban recibir millones de dólares en recursos para rehabilitar el Centro Histórico, se decidió incluir a San Luis Potosí en el de Tierra Adentro, tampoco sin sustento, pues el camino real pasaba muy lejos de esta ciudad, rumbo a Zacatecas y Guadalajara. Fue de rebote que se incluyó a San Luis, de manera indirecta, y por eso mismo no había planes concretos para rehabilitar el centro, sólo proyectos que eran para cumplir con otros planes, pero que se retomaron sólo para justificar el bajar esos recursos extra.

Fue precisamente donde comenzaron los problemas para el ayuntamiento y Horacio Sánchez Unzueta, porque con esta negativa de los vecinos se comenzó a ver que su trabajo ha sido sospechosamente deficiente, que carecen de justificación para sus obras y que los cambios que han hecho han sido al vapor, improvisados.

Eso demuestra, destacó, que no se haya querido reconocer la personalidad jurídica del comité de vecinos, pese a que desde el año pasado asistieron y participaron en reuniones: “reunimos ya más de cuatro mil firmas de vecinos y simpatizantes de los dos barrios adyacentes al jardín para sustentar nuestra legalidad y derecho a ser escuchados”, concluyó.

JSL
JSL