Demostrado
12 marzo, 2015
Abran paso
12 marzo, 2015

Veda o no veda, el Presidente vino e inauguró

presidente

Inauguración de obras en el periférico norte.

El evento transcurrió con toda la pompa acostumbrada

Samuel Estrada

A pesar de la veda electoral vigente del estado, el presidente de la república llevó un acto de inauguración de manera pública de una obra en la capital potosina. El evento, sin recato alguno, transcurrió con toda la pompa y congratulación acostumbrada, con invitados especiales, funcionarios, población en general y medios de comunicación.

Se citó desde las doce del día para el evento realizado sobre el periférico norte de la capital potosina, en las inmediaciones de las vías ferroviarias México-Laredo, y, tal cual sucede en este tipo de actos, hubo varios filtros, detectores de metales, etcétera, para todos los asistentes, incluyendo a las personas (principalmente señoras) de escasos recursos que fueron invitadas, para echarle porras al titular del Ejecutivo.

El equipo de seguridad no debía permitir ingresar cualquier objeto, incluyendo alimentos que pudiesen ser utilizados como proyectiles y otro tipo de implementos que pudieran molestar al presidente, e incluso les fueron retiradas algunas mantas con mensajes en donde se hacían exigencias al mandatario.

El evento transcurrió sin contratiempo y con discursos propios de este tipo de actos, con todo el bombo, platillo y reverencia, como regularmente sucede, incluyendo a empresarios, funcionarios estatales y federales, presumiendo cifras de inversión, beneficiarios, logros, etcétera, lo cual no tendría mayor relevancia bajo otras circunstancias, pero en estos momentos la entidad potosina se encuentra atravesando un proceso electoral y el acto ya ha sido interpretado como una clara violación a la Ley Electoral.

Tan estricta es la llamada veda electoral que el gobierno del estado ha suspendido el envío de sus acostumbrados comunicados diarios, mucho menos hablar de un evento público como el que organizó el gobierno federal este miércoles. Cuestionado al respecto de si el sólo hecho de la realización del evento pudiera interpretarse como un acto de violación a la Ley Electoral, el presidente de la república ignoró la pregunta y simplemente respondió: “gracias, estoy muy contento de estar aquí”.

Cabe destacar que el PAN ya ha anunciado que integrarán un expediente para presentarlo ante las autoridades electorales por considerar el evento como un acto de campaña del partido en el poder estatal y federal, de igual manera un integrante del órgano electoral local ya ha calificado al evento como “impertinente e insano”.

JSL
JSL