Estados Unidos no puede tirar solo de la economía mundial, dice Obama
16 noviembre, 2014
Ofrece gobierno apoyo a familiares de boys scouts accidentados en Morelos
16 noviembre, 2014

Violencia en el país, porque la sociedad se ha alejado de Dios, señala la Iglesia

Iglesia
Iglesia

Fernando Ovalle González.

Samuel Estrada

En el marco de la tradicional misa dominical de la catedral metropolitana de San Luis Potosí, el canciller del arzobispado potosino, Fernando Ovalle González, señaló que la realidad de violencia que se está viviendo hoy en el país se debe a un evidente alejamiento de la sociedad de Dios, por lo que hizo un llamado a la comunidad a acercarse de nueva cuenta a la Iglesia para contribuir a reducir el clima de crispación.

Expuso que Jesucristo es la paz, por lo que todos los religiosos de la Iglesia católica han redoblado su compromiso de formar, animar y motivar las comunidades diocesanas para acompañar solidariamente a las víctimas de la violencia en el país, a colaborar a los procesos de reconciliación y búsqueda de paz, a respaldar los esfuerzos de la sociedad y las instituciones para la consolidación de un auténtico estado de derecho en México.

Dijo además que si bien el manifestarse es un valor ciudadano, “y qué bueno que la sociedad no es pasiva, sino se trata de una sociedad que está despertando”, las protestas tienen que ir por cauces legales, ya que muchas veces hay grupos que aprovechan estas movilizaciones para sembrar la violencia escudándose en el anonimato y se daña y afecta a gente inocente.

Comentó, de igual forma, que las autoridades tienen que responder con firmeza, pero sin excederse, porque no pueden no hacer nada pues se trataría de una omisión el permitir que grupúsculos dentro de las manifestaciones pacíficas comiencen a hacer actos vandálicos, por lo que a estas personas se les tiene que detener y atajar.

Finalmente, y por otro lado, al respecto de la entrada de cuerpos policiacos a Ciudad Universitaria de la UNAM, en la ciudad de México, comentó que si se registraron actos violentos fue por falta de comunicación, ya que al parecer los policías entraron siguiendo el rastro de unos asaltantes, pero los universitarios que ahí se encontraban, al ver a los uniformados, se alteraron de alguna forma, se caldearon los ánimos y fue que se suscitaron episodios violentos que no tenían razón de ser.

JSL
JSL