5 octubre, 2015

Cositas tiernas

Luis Ricardo Guerrero Romero ujeté el brazo flácido y llagado de un señor que por nombre llevaba El Abuelo, supe de él por el resto de los vecinos que sabían de su vida […]