Iglesia destaca reducción salarial de gobernador y funcionarios estatales
16 enero, 2017
Inpojuve apoya a jóvenes para emprender negocios
16 enero, 2017

Activista Gustavo Castro denuncia a Honduras en CIDH

Apoyo toda diligencia sobre Berta Cáceres, dice Gustavo Castro Chiapas: exigen ONG "traslado inmediato" de Gustavo Castro

AFP

Los abogados Miguel Angel de los Santos, en México, y Edy Tábora, en Honduras, interpusieron la denuncia ante la CIDH por violaciones a los derechos de Castro por su retención en Honduras, afirmó el activista en una declaración escrita distribuida a los medios durante una teleconferencia transmitida en Tegucigalpa desde la capital mexicana.

Los abogados presentaron la denuncia contra el Estado de Honduras porque la fiscalía y un tribunal “violentaron los derechos humanos de Castro al retenerlo inconstitucionalmente y resolver de manera negativa el recurso de exhibición personal” presentado por sus representantes, anotó la declaración.

Castro intentó salir de Honduras el 4 de marzo de 2016, un día después del asesinato de Cáceres, pero fue detenido por autoridades migratorias en el aeropuerto de Tegucigalpa y trasladado a la embajada de México para ser sometido a interrogatorios durante varias semanas antes de permitirle viajar a su país.

Castro resultó levemente herido de bala cuando se encontraba en la casa de la ambientalista, coordinadora del Consejo Cívico de Organizaciones Populares e Indígenas de Honduras (Copinh), el día que fue asesinada por pistoleros que entraron al inmueble en La Esperanza, la madrugada del 3 de marzo pasado.

Siete personas están detenidas como autores materiales del crimen, incluyendo un hondureño que fue capturado en México el pasado viernes y que este lunes rindió declaración en un juzgado de Tegucigalpa.

Entre los detenidos está también un empleado de Desarrollos Energéticos S.A. (DESA) una empresa que había amenazado de muerte a Cáceres por impedir mediante movilizaciones de indígenas lencas la construcción de una represa hidroeléctrica en el río Gualcarque en esa zona.

Cáceres tenía medidas cautelares de la CIDH ante esas amenazas.

Tábora y de los Angeles abogaron porque las autoridades hondureñas también busquen a los autores intelectuales el asesinato de la ambientalista.