Árbitros, firmes; se revisarán las sanciones a Triverio y Aguilar
13 marzo, 2017
BdeM y Conapred suman esfuerzos contra discriminación
13 marzo, 2017

ADN en núcleo celular, dos metros de complejas estructuras

Afp

Cambridge. El ADN de una única célula mide alrededor de dos metros de longitud y se ubica en el minúsculo núcleo celular.

Sus complejas estructuras fueron representadas en 3D en un estudio sobre los 20 cromosomas de un ratón que publica hoy la revista especializada Nature.

A modo de comparación, la herencia genética que alberga el núcleo celular sería como meter un hilo de 20 kilómetros en una pelota de tenis. Y es que aunque la representación habitual de los comosomas sea en forma de X, la realidad es que su aspecto sólo es así durante el proceso de división celular.

Un equipo de investigadores de las universidades de Viena y Cambridge presenta en su estudio estructuras completas y tridimensionales del genoma de células madre embrionarias de ratón. Para ello se fijaron solo en las células madre haploides, que contienen un solo juego de cromosomas.

Los científicos combinaron distintos procesos de imágenes y decenas de miles de mediciones de secuencias de ADN en una imagen conjunta del genoma intacto en el núcleo celular. En un video muestran los 20 cromosomas de una célula madre de ratón en distintos colores, en otro las regiones activas en azul y las regiones que interactúan con las membranas en amarillo.

El método permite representar también en las células humanas qué regiones del geneomas están activas en cada momento. Esto resulta interesante sobre todo para el estudio de las células madre embrionarias, pues permite ver con exactitud cómo se coordina y regula la diferenciación de la célula.

Estas células pueden construir casi cualquier tejido corporal, por lo que resultan clave entre otras para la investigación médica moderna.

Cada una de las células del cuerpo humano contiene toda su información genética. Ésta se compone de unos 6.5 millones de pares de bases que dividen en 46 cromosomas. Estos suman una estructura de ADN de doble hélice de unos dos metros de largo que se ubica en el minúsculo núcleo celular, de apenas unas milésimas de milímetros.

La representación tridimensional de estas complejas estructuras de la herencia genética permite ver en qué zonas se manifiesta más la información de ADN y se transforma en otros componentes celulares como las proteínas, tanto en el desarrollo normal como en enfermedades como el cáncer.