Por primera vez, el videoarbitraje será utilizado en Francia
27 marzo, 2017
Insuficiente protección a periodistas en México: WOLA
27 marzo, 2017

Afrodescendientes sufren “discriminación estructural”: estudio

Niñas afrodescendientes en Cuajinicuilapa, Guerrero. Foto Cuartoscuro / archivo

José Antonio Román

Ciudad de México. La población afrodescendiente sufre una “discriminación estructural” que la convierte en el sector más vulnerable e invisibilizada del país, se dijo este mediodía, en la presentación del Perfil Sociodemográfico de la Población Afrodescendencia.

En el estudio, elaborado por el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI), en base a la Encuesta Intercensal 2015, se advierte que las tasas de analfabetismo, de acceso a la salud y de ingresos que tiene la población afrodescendiente –estimada en 1.38 millones de personas-, están por debajo de los índices que registran la población indígena.

En la presentación, los titulares de la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH), Luis Raúl González Pérez, y del Consejo Nacional para Prevenir la Discriminación (Conapred), Alexandra Hass, se propuso una reforma constitucional para que así como se incorporó de manera expresa los derechos de los pueblos indígenas, sean integrados a la Carta Magna el término de población afrodescendiente.

Julio Santaella, presidente de la Junta de Gobierno del INEGI, al presentar los principales hallazgos de la encuesta intercensal 2015, dijo que esta fue la primera vez que se realizó este trabajo para identificar el perfil de este sector de la población, que hasta este momento estaba invisibilizado.

Dijo que el millón 380 mil personas que se reconocieron como afrodescendientes conforman el 1.2 por ciento de la población. Oaxaca, Guerrero y Veracruz son las entidades con mayor número de personas con descendencia afro.

Sobre los resultados de la encuesta intercensal, se encontró que mientras que las tasas de analfabetismo a nivel nacional es de 5.5 por ciento, entre la población afrodescendiente la cifra es de 6.9 por ciento.

En el tema de acceso a la salud, los datos revelan que a nivel nacional el 32.2 por ciento de la población tiene acceso a los servicios del IMSS, mientras que en los cien municipios donde vive el mayor número de personas afrodescendientes apenas llega al 7 por ciento, lo cual repercute en el nivel de los ingresos.

Los funcionarios del INEGI, la CNDH y Conapred, señalaron que este tipo de información resulta esencial para el diseño de políticas públicas eficaces, dirigidas a este sector de la población.