Buscan a operadores ligados con Temer por caso Petrobras
23 febrero, 2017
Fuerzas iraquíes retoman el aeropuerto de Mosul
23 febrero, 2017

Alitalia cancela 60% de sus vuelos por huelga de personal

Sindicalizados de la compañía aérea italiana Alitalia marchan frente al aeropuerto internacional Leonardo da Vinci durante una huelga. Foto Ap

Afp

Roma. La compañía italiana de aviación Alitalia tuvo que cancelar este jueves el 60 por ciento de los vuelos por una huelga del personal preocupado por un nuevo programa de recorte de empleos y salarios.

Para hacer frente a los inconvenientes, la empresa envió 9 mil correos electrónicos a sus clientes y más de 4 mil 500 mensajes telefónicos.

Alitalia informó que encontró soluciones para el 90 por ciento de los afectados y que más de la mitad pudo volar este mismo jueves. Los sindicatos y asociaciones de profesionales de la compañía programaron una huelga de 24 horas de cara a las medidas que van a ser anunciadas y que implican una nueva negociación del contrato laboral.

«Alitalia está en una situación crítica», reconoció a la Afp el secretario general del sindicato Filt Cgil, Nino Cortorillo. «Desde hace meses esperamos que los accionistas presenten un plan estratégico», aseguró.

«Todos los empleados estamos muy preocupados. Hemos pasado ya por dos restructuraciones, en 2008 y 2014», que terminaron con el despido de unas 9 mil personas, subrayó el sindicalista.

Alitalia ha acumulado grandes pérdidas durante años y a pesar de la entrada de capitales en 2014 de la compañía de los Emiratos Árabes Etihad no ha podido lograr un equilibrio económico.

Si bien estimaba que lograría el equilibrio en 2016 y ganancias en 2017, su pérdida ascendió a 460 millones de euros el año pasado y se espera que llegue a otros varios cientos de millones este año.

El director general de Alitalia, el australiano Cramer Ball, prepara un nuevo plan estratégico pese a las tensiones con otros accionistas, entre ellos los bancos UniCredit e Intesa Sanpaolo.

El plan, tras una serie de retrasos, deberá ser presentado en marzo e incluirá «cambios radicales», según anticipó.

La empresa quiere reducir los costos a través de una reducción general de salarios, un recorte del número de empleados, el desarrollo de rutas más largas, la revisión de los actuales acuerdos comerciales y una mayor presencia de los socios existentes.

Medios de prensa calculan que unos 2 mil empleos serán eliminados, de los 12 mil actuales, y que los salarios sufrirán reducciones del 20 por ciento.