Dólar sube 16 centavos; cotiza a $20.37
2 marzo, 2017
Prevén tormentas muy fuertes en Puebla, Veracruz y Oaxaca
2 marzo, 2017

Ballet Folklórico de la UdeG celebrará 50 aniversario en Bellas Artes

El Ballet Folclórico de la Universidad de Guadalajara. Foto tomada de Twitter @NCH_Music

Merry MacMasters

Ciudad de México. El Ballet Folclórico de la Universidad de Guadalajara (BFUdeG) cerrará los festejos por sus 50 años de existencia con una función el 1 de abril en el Teatro de Bellas Artes. El programa comprenderá una serie de bailes representativos de varios estados del país, así como épocas.

Abrirá con la danza prehispánica Astral del gran círculo; seguirá con cuadros de Oaxaca, de corridos mexicanos, de Veracruz para cerrar con Danzón. La segunda parte del programa comprenderá Danza de los Quetzales, de Puebla, continuará con Chiapas y la música de marimba, habrá un cuadro de Chapala dedicado a un poeta y todo terminará con la región de Jalisco, “lo más representativo de nosotros”, expresa Carlos Ochoa, director del BFUdeG desde hace 38 años.

Esta es una compañía muy particular porque ninguno de sus integrantes recibe una remuneración por bailar o cantar. La mayoría son profesionistas que se gana la vida de otra forma, sin embargo “por amor, aunque suene cursi”, participan en este proyecto reconocido en el verano de 1966 por el entonces rector de la UdeG, Ignacio Maciel Salcedo, quien oficializó el grupo comenzado originalmente por cuatro parejas de bailarines.

Actualmente la agrupación está compuesta de 120 integrantes, entre ellos, 48 bailarines, 36 cantantes de coro y los conjuntos musicales que se contratan según las presentaciones. Por ejemplo, se utiliza un mariachi tradicional, pero “adaptado a la disciplina de nosotros”, apunta Ochoa.

Igor Lozada secretario de Vinculación y Difusión Cultura de la UdeG, recuerda que “los músicos tienen que estar acorde con el ritmo de los bailarines porque un desfase de tiempo va en detrimento de su desempeño. Siempre se baila con música en vivo. Aunque son distintas regiones, no podemos tener un grupo tan grande de músicos. Hay un director musical, otro de coro y el maestro Ochoa, quienes vigilan que los músicos vayan a tiempo y tengan la sonoridad que se busca”. Los bailarines ensayan diario dos horas.

Los festejos incluyeron una serie de galas en Guadalajara, se rindió homenaje a “los que ya no están”, se prepara un libro conmemorativo y una especie de memoria o bitácora de vuelo de Carlos Ochoa, quien fue bailarín de la compañía -bailó con la agrupación de Amalia Hernández- , es pintor y se encarga de las coreografías.