México trata de ser moderado con incrementos en tasa referencial: Carstens
10 febrero, 2017
Corredora rusa pierde oro olímpico de Londres por dopaje
10 febrero, 2017

“Debemos empujar para que en EU se vean más historias de mexicanos”

‘Todos queremos a alguien’ está dirigida por Catalina Aguilar Mastretta; se estrena hoy con mil 200 copias. Foto Roberto García Rivas

Jorge Caballero

La actriz Karla Souza está convencida de la importancia que tiene la nueva película que protagoniza al lado de José María Yazpik, Todos queremos a alguien, en el contexto actual de las relaciones entre México y Estados Unidos.

Esta comedia romántica une ambas culturas: presenta a una mexicana que trabaja y vive en Estados Unidos de forma digna; eso es importante, porque es lo que hacen 11 millones de mexicanos en ese país.

La película, dirigida por Catalina Aguilar Mastretta, se estrena hoy con mil 200 copias. Cuenta la historia de la joven Clara Barrón (Souza), quien en apariencia lo tiene todo: familia amorosa, buen empleo y vive en la ciudad de Los Ángeles, California, pero en cuestión de amor está reprobada.

Clara asiste a una fiesta familiar en Ensenada con un falso novio y se encuentra con su antigua pareja (Yazpik), lo cual la confunde al grado de considerar seguir con su vida amorosa o regresar al lugar donde ha sido feliz.

Karla Souza considera que esta comedia romántica muestra cómo en la búsqueda del amor te puedes perder. Al igual que en la de muchas otras cosas, como de fama, de aceptación y hasta de uno mismo.

La protagonista de Nosotros los nobles comenta que “para interpretar un trabajo como el que hice en Todos queremos a alguien siempre parto de mi experiencia personal, me alimento de las referencias que enseña la directora, de los personajes literarios que me han rodeado durante mi vida y de la preparación del personaje en cuestión. Todo eso me ayuda a fortalecer ese lado para meterme en el disfraz de ese otro papel”.

Souza agrega que en la preparación de sus personajes siempre hago caso de esa voz instintiva que me habla cuando estoy rodeada de cámaras y de las personas de la producción. Para estar metida al ciento por ciento en el personaje no sólo reconozco esa voz, sino que a veces la tengo que separar o callar cuando tengo dos o tres trabajos al mismo tiempo. Pero esa voz en cada personaje siempre está presente, cada una me dice cosas distintas.

Karla Souza, una de las protagonistas de la serie estadunidense How to Get Away with Murder, al lado de Viola Davis, dice que integrantes del equipo de la serie le han comentado “que quieren ver más de mi trabajo en español. Niño Santo y Qué culpa tiene el niño ya se vendieron en Estados Unidos… todos los latinos tienen necesidad de sentirse apoyados en estos momentos.

“Cuando fui al festival de cine de Palm Springs con Todos queremos a alguien, la sala estaba llena de personas de todas partes, y nos mencionaron que querían ver en el cine más historias de mexicanos. Los connacionales que están o vamos a Estados Unidos debemos empujar para que se vean y se cuenten más historias nuestras. Hay que seguir por ese camino.”

Sobre el tema de la película, la búsqueda del amor, Souza dice que no está muy de acuerdo con el viejo refrán de que las mujeres siempre se deciden por lo peor. “A veces, a pesar de nosotros mismos, escogemos cosas que nos hacen daño, pero eso no es privativo de las mujeres. A los hombres también les llaman la atención cosas que los destruyen; cualquier desequilibrio puede llegar a ser dañino.

En esta historia ella se vuelve cínica del amor, ya no cree en ese sentimiento por el dolor que le causó su relación anterior y justamente no quiere que nadie la vuelva a lastimar. Pero creo que al final elige bien.

Somos la opción o la decepción de otra persona: Yazpik

Por otro lado, José María Yazpik menciona que Todos queremos a alguien “tiene elementos que la hacen distinta de otras comedias románticas. De entrada los personajes: todos están en una búsqueda, hay cierta complejidad dentro de cada uno; es una comedia romántica clásica que respeta sus lineamientos sin apoyarse en el pastelazo o la vulgaridad, ya que de repente las comedias románticas mexicanas caen en eso, aunque no podría decir si está bien o mal.

Otra diferencia es el trabajo de Aguilar Mastretta, que al ser guionista y muy buena directora tiene muy claro hacia dónde quiere llevar su historia, lo cual hizo funcionar las cosas.

El actor mexicano considera que también “se audiciona para encontrar el amor. Me parece que esta película atina bien, porque todos hemos tenido opciones o hemos sido la decepción de otra persona. Es una película que habla de ese sentimiento en varios géneros: filial, de pareja, a uno mismo…

Hay algo romántico en la figura de los chicos malos que hace que las mujeres se enamoren de ellos. Habla también de aferrarse al pasado, al remitente amoroso más feliz, que, si te estorba, no es lo más sano.

Yazpik opina que “siempre que regresas a una relación sabes que las cosas nunca serán como fueron; es muy infantil querer aferrarse a una idea, imagen o vivencia. Nuestros primeros referentes amorosos siempre van a estar ahí. En la búsqueda del amor es necesario perderse para replantearse las cosas y no estancarse. En Todo mundo quiere a alguien, una de las cosas que me gustan es que habla de un veremos, de un a ver qué pasa. No es un final de felicidad absoluta”.

Para finalizar, José María Yazpik asevera que todos nos hemos equivocado un chingo de veces, todos hemos estado confundidos; las decisiones que parecen ser buenas con el tiempo resulta que no son las correctas, y viceversa; entonces, la duda es parte de la búsqueda, sin eso no hay nada.