Acusan a Rajoy de ser “mayordomo” de Trump en AL
8 febrero, 2017
Al menos 14 millones de niños en AL, fuera de la escuela
8 febrero, 2017

Desiste el PRI del estado de excepción

César Camacho Quiroz, coordinador del PRI en la Cámara de Diputados. Foto Jesús Villaseca / archivo

Enrique Méndez y Roberto Garduño

Ciudad de México. El PRI en la Cámara de Diputados definió que no se aprobará la ley reglamentaria del Artículo 29 de la Constitución, que incluye el mecanismo para que el Presidente de la República pueda solicitar al Congreso de la Unión decretar el estado de excepción en el país; tampoco se abordará la minuta en materia de mando policíaco único, porque la competencia en este aspecto quedaría definido con la ley de seguridad interior.

“A la fracción del PRI no le interesa en forma prioritaria abordar y resolver la llamada suspensión de garantías. Creemos que en un Estado de derecho democrático debe bastar con una legislación cotidiana, respetuosa y defensora de los derechos humanos”, dijo el coordinador de esa bancada, César Camacho Quiroz.

La minuta del Senado fue aprobada desde el 9 de diciembre de 2015, y turnada a la Cámara de Diputados en ese mismo mes. Hasta marzo del año pasado la Comisión de Gobernación aprobó el dictamen respectivo, con el voto de PRI, PAN, PRD, PVEM, PES y Panal, en una sesión donde se dijo que es preferible contar con un mecanismo que regule la atribución presidencial de suspender garantías en caso de invasión, perturbación grave de la paz pública u otro que ponga a la sociedad en grave peligro o conflicto.

No obstante, el dictamen no se envió al pleno de la Cámara, debido a que la Comisión de Derechos Humanos, a la que también se turnó la minuta, no abordó el tema. Esta última discutió la minuta hasta la segunda semana de diciembre pasado, para revivir la necesidad de darle al presidente la atribución de solicitar al congreso la suspensión de garantías o un estado de excepción.

Posteriormente, la propia Comisión de Gobernación aprobó un nuevo dictamen pero en un acuerdo con sus aliados de PVEM, PES y Panal, el PRI decidió retirar el documento.