Desarrollan prueba para detectar cáncer de pulmón mediante el aliento
8 agosto, 2017
Dólar en 17.60 pesos en promedio en AICM
8 agosto, 2017

Exitoso trasplante de corazón realizó cirujana del Issste

María del Sol García Ortegón es una de las 17 especialistas certificadas por el Consejo Nacional de Cirugía de Tórax y la primera capacitada para efectuar una intervención robótica cardiovascular en México y AL. Foto Luis Humberto González

Ángeles Cruz Martínez

En el mundo hay una veintena de mujeres cirujanas de tórax que realizan trasplantes de corazón. Una de ellas, María del Sol García Ortegón, es mexicana, y el 11 de julio realizó su primera intervención sustitutiva de ese órgano. Trabaja en el Centro Médico Nacional (CMN) 20 de Noviembre del Instituto de Seguridad y Servicios Sociales de los Trabajadores del Estado (Issste).

La especialista es, además, la primera médico certificada para efectuar una intervención robótica cardiovascular en el país y América Latina. El reconocimiento para estos procedimientos lo tiene también Guillermo Díaz Quiroz, jefe del servicio de cirugía cardiovascular del nosocomio.

Sobre su primer trasplante, García Ortegón comentó que la paciente, Enedina Solís Jiménez, de 37 años, tenía insuficiencia cardiaca de origen desconocido, pero el nivel de gravedad ya era tal que sólo podía moverse en silla de ruedas y no era capaz de realizar actividades básicas como comer o bañarse.

Cualquier esfuerzo le provocaba dolor en el pecho y dificultad para respirar. La expectativa de vida de Enedina era de unos cuantos meses, señaló la cirujana, quien acumula más de 20 años de preparación académica y profesional.

En México es una de las 17 especialistas certificadas por el Consejo Nacional de Cirugía de Tórax. Todavía son pocas mujeres en esta área si se toma en cuenta que hay 500 médicos varones que cuentan con esta certificación.

En conferencia de prensa, García Ortegón relató el caso de Enedina, desde el momento en que les avisaron que había una donante en el Instituto Nacional de Neurología y Neurocirugía, hasta cuando se hizo la conexión de la aorta y el corazón sustituto empezó a latir.

Roberto Martínez, encargado de la procuración del órgano, destacó que una vez tomado éste, se dispone de un plazo máximo de cuatro horas para realizar el trasplante.

El corazón de Enedina prácticamente perdió la capacidad de expulsar sangre al organismo. Llegó a tener 18 por ciento, cuando en condiciones normales debe estar por arriba de 60. Con el nuevo órgano, la función ventricular llegó a 75 por ciento, por lo que es factible que la vida de Enedina vuelva a la normalidad.

La doctora García Ortegón destacó que en el CMN 20 de Noviembre se han realizado 40 trasplantes de corazón desde 1992, en promedio dos cada año, y podrían efectuarse muchos más. El problema es que las donaciones son muy pocas.

Indicó que en México ha mejorado la cultura de la cesión de órganos, pero en ocasiones, por cuestiones religiosas o ideológicas, los familiares de los fallecidos aceptan entregar varios órganos y tejidos, pero no el corazón.