Un ‘muro’ para encerrar el odio de Donald Trump
21 julio, 2016
Reforma educativa debe considerar diversidad de Oaxaca: foro de ONU
Reforma educativa debe considerar diversidad de Oaxaca: foro de ONU
21 julio, 2016

Expertos buscan revertir el cambio climático con secuoyas

Jim Clark, uno de los especialistas, durante el trabajo de recolección de muestras de un árbol que ha resistido sequías, incendios forestales y enfermedades. Foto Ap

Por Ap

Cam Nelson, California.

Al pie de una secuoya gigante en la Sierra Nevada de California, dos arbolistas se colocaron los arneses y treparon por cuerdas a una altura de más de 20 pisos, hasta la copa de un árbol que ha sobrevivido miles de años, soportando sequías, incendios forestales y enfermedades.

Allí, los expertos cortan brotes de ramas jóvenes para llevarlas a medio país con la finalidad de clonarlas en un laboratorio y, con el tiempo, sembrarlas en un bosque en otro lugar del mundo.

Los dos forman parte de un equipo que cree que las secuoyas y otros ejemplares de su familia cuentan con algunas de las genéticas más robustas de los árboles del planeta, y que propagarlos ayudará a revertir el cambio climático, al menos un poco.

Es un milagro biológico, afirmó Jim Clark, uno de los escaladores, ya de vuelta sobre tierra firme y con un brote verde en la mano. Este fragmento de tejido… puede arraigar, y tenemos un árbol de 3 mil años en miniatura.

La expedición a Camp Nelson, comunidad de montaña que está a unos 160 kilómetros al sureste de Fresno, estaba dirigida por David Milarch, cofundador del Archivo Arcángel de Árboles Antiguos.

El experto, afincado en Michigan, defiende la urgencia de restaurar los diezmados bosques del planeta. En dos décadas, señaló, su grupo sin fines de lucro ha clonado 170 tipos de árboles y plantado más de 300 mil en siete países gracias a propietarios de terrenos dispuestos a participar.

Es una carrera contra el tiempo, aseguró Milarch. Si esperamos ahora mismo, podemos perseguir al cambio climático y revocarlo antes de que sea demasiado tarde.

Las secuoyas que crecen en la sierra están entre los árboles más grandes y ancianos del mundo, y en algunos casos alcanzan 91 metros de altura y hasta 3 mil años de edad.

Milarch, de 66 años, cree que el tamaño y la robustez de esas especies las hacen ideales para absorber gases de efecto invernadero que impulsan el cambio climático en el planeta.

Un escéptico es Todd Dawson, profesor de biología integrada en la Universidad de California, Berkeley. Él reconoce los esfuerzos creativos del Archivo Arcángel, pero señaló que no está claro si los enormes árboles tienen genes superiores o simplemente tuvieron suerte de no acabar en un aserradero.

Escepticismo

Hay pocas posibilidades, señaló, de que clonar y plantar un número limitado de árboles ayude a enfriar un planeta que se está calentando. El profesor está en favor de estrategias más amplias, como los límites al consumo de combustibles fósiles y proteger los grandes bosques húmedos del mundo.

Ése es uno de los aspectos sobre el calentamiento global, señaló Dawson. Va a tener que plantar muchos árboles para combatirlo.

En el laboratorio de Arcángel en Copemish, en el noroeste de Michigan, Clark y otro especialista cortaron los extremos de 2 mil brotes y los colocaron en pequeños semilleros. Allí crecen bajo lámparas especiales, en condiciones diseñadas para fomentar que echen raíces. Clonar árboles antiguos es complicado, señala el personal del laboratorio; muchas muestras no sobreviven.

El equipo viajará este año al oeste para plantar hasta mil ejemplares de secuoyas en una región fría y húmeda de Oregon donde los árboles tienen buenas posibilidades de crecer.

Bill Verner, consultor de horticultura con sede en Monterey, California, y que ha trabajado con el grupo, afirmó que ante el calentamiento global resulta fácil restar importancia a los esfuerzos de un grupo renegado que depende mucho de las donaciones y de arbolistas y botánicos voluntarios.

Eso no es justo, afirmó Verner.Puede ser un granito de arena, pero al menos alguien está haciendo algo.