Defiende INE acotar programas sociales en tiempo electoral
5 abril, 2017
Tortilleros y molineros conformarán alianza para exigir mayor apoyo al sector
5 abril, 2017

Fiscalía de Brasil develará sobornos de Odebrecht en México: Nahle

Rocío Nahle, de la fracción de Morena, promovió desde hace más de dos meses la aprobación de un punto de acuerdo para exigir al gobierno federal la cancelación de todos los contratos del gobierno con la referida firma. Foto Cuartoscuro / archivo

Roberto Garduño y Enrique Méndez

Ciudad de México. La reserva de la información relacionada a los sobornos que la empresa brasileña Odebrecht entregó a funcionarios mexicanos, “es una ofensa al pueblo de México, una vergüenza que será desenmascarada por la información que saque a la luz en las semanas próximas la Fiscalía General de Brasil”, replicó la coordinadora del partido Morena, en la Cámara de Diputados, Rocío Nahle García.

La legisladora y su partido promovieron desde hace más de dos meses la aprobación de un punto de acuerdo -que finalmente fue aceptado en la Comisión de Transparencia y Anticorrupción en San Lázaro- para exigir al gobierno federal la cancelación de todos los contratos que los distintos noveles de gobierno habían signado con Odebrecht, al comprobarse que esa transnacional había pagado sobornos a funcionarios de México durante la pasada administración panista y la actual.

“Resulta inaudito que un procurador como lo es el federal, dedique sus esfuerzos a ocultar información para no perjudicar a un sector de políticos beneficiados por vergonzosos actos de corrupción. La fiscalía de Brasil dará a conocer toda la información que ha proporcionado el empresario Horacio Odebrecht, de la que destaca que Felipe Calderón y Emilio Lozoya Austin fueron beneficiados de sobornos multimillonarios. Por esa razón se decide esconder la información, que en otros países se ha dado a conocer sin ningún problema, tendiendo un velo de impunidad que ya es inadmisible. Nosotros recurriremos como partido político al congreso de Brasil para que se nos entregue toda la información, misma que daremos a conocer a la opinión pública”.

Hoy en San Lázaro, la diputada Nahle exigió a la presidenta de la mesa directiva, Guadalupe Murguía, respetara el orden del día donde se encontraba enlistado el punto de acuerdo aprobado por la Comisión de Transparencia. Con dureza Rocío Nahle reprochó que no se respetara el orden del día acordado: “Me dicen q ue el PRI no quiera a mí no me interesa que no quiera el PRI el orden se acordó en una mesa con los 8 coordinadores y debemos tener seriedad, debemos tener palabra en los que se acuerda en la Junta de Coordinación Política”.

En seguida el coordinador del PRI, César Camacho replicó tajante, “el orden del día fue aprobado en el inicio de esta sesión, de modo que nosotros queremos, en aras de mantener el orden y acatar nuestro propia decisión desahogara todos los asuntos como se han programado. Ese fue efectivamente un documento enviado por la Jucopo, en eso términos. Estamos interesados en discurrir ese y cuantos asuntos este sometidos a la consideración de esta soberanía, y efectivamente no debe haber espacio para el capricho de nadie”.

En una de sus acostumbradas, y poco afortunadas intervenciones, el perredista Jesús Zambrano propuso que el punto de acuerdo se discutiera hasta el jueves.

Manteniendo el tono Rocío Nahle replicó al diputado del PRI, César Camacho, y desdeñó la sugerencia del perredista Zambrano: “no es ningún capricho, diputado Camacho… yo no estoy de acuerdo en que lo dejemos para mañana. La preocupación es que haya cuórrum y se vote”.

La respuesta de César Camacho no se hizo esperar pues, “la fracción del PRI no acepta ninguna imputación. Por eso no podemos admitir que somos nosotros quienes quieren o no discutir este tema. Por supuesto que los vamos a discutir y por supuesto que lo vamos a votar. Atengámonos al orden del día”.

Finalmente, Guadalupe Murguía llamó a los coordinadores parlamentarios que integran la Jucopo a discutir si se enlistaba para la sesión de este miércoles el tema Odebrecht. Al final concluyeron que sí.