Poeta de la luz lleva su mirada a Madrid
21 septiembre, 2017
Actores, productores y cantantes expresan apoyo a damnificados
21 septiembre, 2017

Historiador británico desgrana pesquisa novelada acerca de las vidas de 20 zares

Simon Sebag, en entrevista con La Jornada, explica: Durante cinco años tuve mucha paciencia para recapitular todo lo que logré obtener. Empecé por leer algunas cartas de los zares y sus amantes; quedé maravillado, eran demasiado eróticas; a la derecha, portada del libroFoto Cristina Rodríguez

Daniel López Aguilar

Rusia es un país que va más allá de lo que uno pueda pensar, pues posee enorme riqueza cultural, elevado espíritu y fuerza; eso le ha permitido salir adelante, transformarse y permanecer en la geopolítica mundial pese a la predominante aparición de los zares (emperadores), afirma Simon Sebag Montefiore.

En entrevista con La Jornada, con motivo de su novela Los Románov: 1613-1918, publicada originalmente en 2016 y ahora traducida por primera vez al español, el historiador británico explica que desde su juventud solía ser muy aventurero.

“Todo joven necesita aventuras en sus primeros años. Cuando comencé a leer sobre Rusia, me interesó bastante, quería conocer lo que sucedía en el mundo real, en las reuniones del Kremlin, en Moscú. Empecé trabajando en un banco, pero era yo muy malo, perdía mucho dinero.

Cuando la Unión Soviética comenzó a fragmentarse decidí viajar allá. Desde antes quise leer acerca de la dinastía de los zares, pero nada encontraba. Quería comprender a la Rusia moderna. Y por eso empecé a investigar y escribir al respecto.

Recorrido por tres siglos de poder absoluto

Los Románov: 1613-1918 (editorial Crítica) es una obra que desarrolla la vida de 20 zares a través de tres siglos de poder absoluto en Rusia. La ambición imperial, las guerras intestinas dentro de la familia, los escándalos, excesos sexuales y perversiones son algunos componentes que aborda el escritor en tan exhaustiva pesquisa novelada.

Para Simon Sebag Montefiore (Reino Unido, 1965) comenzar a estudiar la vida de los zares no fue fácil ya que “este libro tardó cinco años en realizarse, tuve que tener mucha paciencia para ir recapitulando todo lo que logré obtener. Empecé por leer algunas cartas de los zares y sus amantes, la verdad es que quedé maravillado con esa correspondencia, era demasiado erótica.

Pero el papel de un historiador es como una especie de corresponsal que documenta cada detalle cronológicamente.

El escritor sugiere que la clave para entender el actual gobierno del presidente ruso, Vladimir Putin, reside en los días del antiguo imperio absolutista, particularmente en el caso de los Románov, estirpe que logró dominar una sexta parte de la superficie de la Tierra. Putin es un mandatario muy inteligente; le gusta leer las biografías de los zares y es muy consciente de su papel. Tiene una visión histórica de su país y se preocupa por él. No me parece que sea tan violento como Stalin.

Al cuestionar al autor respecto de si considera que Donald Trump es una especie de zar, Sebab Montefiore argumenta: “Trump en cierta forma se puede comparar con un zar, un zar americano, pues aspira a ser como Putin; él tiene ambiciones monárquicas en Estados Unidos”.

En su primera visita a México, el narrador exhorta a la juventud a leer su novela, pues es muy interesante sobre las profundas raíces históricas que permiten comprender cómo la mayoría de los zares pensaba que no había división alguna entre su vida pública y privada, y que al final el destino de la dinastía, extraordinariamente cruel, podría haberse evitado.

Simon Sebag Montefiore es historiador por el Gonville & Caius College de Cambridge. Durante los años 90 viajó por toda la antigua Unión Soviética y escribió artículos sobre Rusia para los diarios estadunidenses Sunday Times, New York Times y Spectator.