Directiva de diputados, a votación en pleno, prevén PAN y PRD
5 septiembre, 2017
Sexenio de Peña, “letal” para defensores de DH: informe
5 septiembre, 2017

Incendio consume bosque de pinos Los Attenuatas, en BC

El incendio forestal inició el miércoles 30 de agosto en las inmediaciones del rancho Las Golondrinas, en el ejido Piedras Gordas, por un posible acto vandálico. Foto ‘La Jornada Baja California’

Javier Cruz Aguirre / La Jornada Baja California

Ensenada, BC. Joel Murillo, presidente del comisionario ejidal del Ejido Adolfo Ruiz Cortines, confirmó este día el siniestro total de las 250 hectáreas del bosque de pinos Attenuatas, uno de los últimos reductos de esta especie de conífera en el continente americano.

La pérdida incluyó la destrucción de árboles centenarios de encino y alisos, así como chaparral y pasto que no sobrevivieron al incendio forestal que el pasado fin de semana consumió más de 3 mil hectáreas en los ejidos Piedras Gordas y Ruiz Cortines, colindantes con la zona este de la ciudad de Ensenada.

“Con tristeza les informo que tuvimos una pérdida total en todo el área de los Attenuatas y en algunas áreas donde tienen sus ranchos los ejidatarios y avecindados”, indicó Murillo en un comunicado.

Y lacónico agregó: “No es necesario que se arriesguen a subir al cerro ya que solo hay flora y fauna totalmente calcinada”.

Respecto a la fauna perdida por el incendio forestal que inició el miércoles 30 de agosto en las inmediaciones del rancho Las Golondrinas, en el ejido Piedras Gordas, por un posible acto vandálico que incluyó la quema irresponsable de un vehículo en medio de un pastizal seco, el recuento de las autoridades forestales en Baja California también es devastador: 3 mil gallinas y al menos 35 piezas de ganado mayor que incluyó caballos, cerdos, borregos y vacas.

En el ejido Adolfo Ruiz Cortines la desgracia llegó el sábado 2 y domingo 3 de septiembre cuando las brigadas forestales, ejidales, bomberos, ciudadanos voluntarios y el Ejército fueron insuficientes para contener el incendio, primero en Piedras Gordas y después en el Ruiz Cortines.

Voluntarios que estuvieron combatiendo el incendio en la Sierra de Ulloa, en donde se localizaba el bosque de Attenuatas a unos 750 metros de altura sobre el nivel del mar, manifestaron a los cuatro vientos que no contaron ni con herramientas ni con suficiente personal para atender el fenómeno.

“Además, nunca apareció el helicóptero especial que se utiliza para acarrear agua de mar y tirarla desde el cielo al incendio para controlarlo rápida y eficientemente”,agregaron.

Por su parte, Joel Murillo destacó que la comunidad ejidal no tuvo “ningún daño por pérdidas humanas, que es lo más importante; la pérdida de los pinos (Attenuata), la cabaña (de vigilancia forestal) o la fauna no es nada que valga la pena ante la pérdida de vidas humanas”.

Sin embargo, en el ejido Piedras Gordas si se reportaron dos lesionados –uno de ellos un menor de edad–, los cuales fueron atendidos en el Hospital General de Ensenada y hoy estaban fuera de peligro.

Sí hubo daños en 24 viviendas, varios automóviles, tres cabañas de madera, dos palapas, 20 sanitarios portátiles y tres trailas en ambos centros ejidales.

Además, el comisariado ejidal de Ruiz Cortines pidió a la población no subir al bosque de Los Attenuatas en estos días por su propia seguridad.

“Hay todavía mucho humo en las cañadas y zona densa del bosque debido a carbones en proceso de quema que pueden causar intoxicación, pérdida de conocimiento y con un resultado negativo para su salud o fatal”.

Y a las 14:30 horas de ayer el XXII Ayuntamiento de Ensenada comunicó a la población que el incendio forestal estaba bajo control al 100 por ciento.

Para tener información de contexto de lo que representaba el bosque de Los Attenuatas, por favor consulta los siguientes enlaces: 4V: Bosque Los Attenuatas, entre la conservación y la negligencia oficial.