Confirman reclusión provisional de lugarteniente de ‘El Chapo’ Guzmán
21 febrero, 2017
Cardozo, contento por triunfo del Puebla ante Chiapas
21 febrero, 2017

Organizaciones civiles piden cambios institucionales contra la desigualdad

Familia en Ciudad Juárez. Imagen de archivo. Foto cortesía del Norte de Juárez

Jessica Xantomila

Ciudad de México. Organizaciones civiles agrupadas en Acción Ciudadana Frente a la Pobreza se pronunciaron por realizar cambios institucionales efectivos frente a la pobreza y la desigualdad.

Esto, luego de las fallas detectadas en la revisión de la cuenta pública 2015, observadas por la Auditoría Superior de la Federación (ASF), principalmente en los servicios de salud, que están a cargo de los gobiernos estatales, y en la Cruzada contra el Hambre, que por segundo año consecutivo incumple su propósito.

Acción Ciudadana Frente a la Pobreza señaló que es «inaceptable» que después de tres años, la Cruzada Nacional contra el Hambre, «que supuestamente coordina 43 programas y tiene como población objetivo únicamente a siete millones de personas, sólo haya logrado atender a la mitad: 3.6 millones de personas según reportó la misma Secretaría de Desarrollo Social en 2015».

Y al no poder «medir qué resultados logran con los que sí cubren y no hay datos para saber si las carencias de resuelven. Es urgente superar la simulación y el gradualismo».

En la primera mesa de diálogo «Cohesión social. El país que queremos», en la que participaron representantes de la Comisión Nacional de lo Derechos Humanos (CNDH), del Instituto Nacional de Transparencia y Acceso a la Información y Protección de Datos Personales (INAI), del Consejo Nacional para Prevenir la Discriminación (Conapred), está asociación exigió blindar los recursos para la salud con la participación de la ciudadanía por medio de la contraloría social.

Así como legislar para crear el padrón único de beneficiarios, que sea transparente y eficaz para asignar apoyos «a quienes realmente lo requieren». Y cambiar las políticas «que han mostrado su falta de efectividad en la Cruzada contra el Hambre».

En su intervención, Joel Salas, comisionado del Inai, dijo que en 25 años de políticas públicas de corte asistencialista éstas «no han servido para la reducción de la pobreza».

Pidió «aprovechar la capacidad de inteligencia colectiva para definir un mejor futuro para el país».

Y que las autoridades dejen de tomar decisiones a partir de «ocurrencias» y «pensemos en toda la evidencia pública que existe ahí para combatir uno de nuestros principales problemas».

En tanto, el Jorge Carmona Tinoco, de la CNDH, apeló a tener un presupuesto con perspectiva de derechos humanos.

La presidenta del Conapred, Alexandra Haas Paciuc, indicó que el cambio de enfoque tiene que ser profundo, «no un parche».

Dijo que la construcción política no responde a las necesidades de la población, en donde las personas se tienen que adaptar a las políticas y no las políticas a ellas.

Respecto a los servicios de salud de los gobiernos estatales, la ASF alerta sobre graves problemas. Por ejemplo, solo la mitad de los casos de diabetes mellitus detectados siguieron en tratamiento y el 93% de las personas con tratamiento no tuvieron el seguimiento adecuado con la medición de hemoglobina glucosada. Esto es 810 mil pacientes no registran tratamiento. Y de los 872 mil que si tuvieron tratamiento, a 812 mil no se les dio el seguimiento anual prescrito.