Prohíben salir de Guatemala a vinculados con incendio de refugio
11 Marzo, 2017
Incendio provocado consume 8 hectáreas de bosque en Michoacán
11 Marzo, 2017

Padres de los 43 se retiran tras ‘tomar’ gasolinera en la CDMX

Familiares y compañeros de los 43 normalistas de Ayotzinapa desaparecidos protestaron contra el alza en los combustibles. Foto Fernando Camacho

Fernando Camacho Servín

Ciudad de México. Los padres, madres y compañeros de los 43 normalistas de Ayotzinapa desaparecidos concluyeron a las 12:40 la toma de una gasolinera en el cruce de Reforma e Insurgentes, sin que se produjeran mayores incidentes.

Luego de permanecer alrededor de una hora en el lugar en protesta por el alza en los precios de los energéticos, los familiares de los estudiantes atacados el 26 de septiembre de 2014 se retiraron en marcha sobre la calle de James Sullivan, en medio de consignas por la aparición con vida de los 43 jóvenes desaparecidos.

Felipe de la Cruz, uno de los voceros de los padres y madres de familia, reiteró que la acción iniciada poco antes de mediodía no es vandalismo, sino una muestra de inconformidad ante diversos agravios cometidos por el actual gobierno, entre ellos, el alza al precio de las gasolinas.

Melitón Ortega, padre de uno de los 43 estudiantes desaparecidos, lamentó que la Procuraduría General de la República siga protegiendo a su ex jefe de la Agencia de Investigación Criminal, Tomás Zerón de Lucio, a quien los padres acusan de “sembrar” pruebas en el basurero de Cocula para fortalecer la hipótesis oficial de que los normalistas habían sido asesinados ahí.

Aunque hubo algunos momentos de tensión cuando personas, que los estudiantes de Ayotzinapa identificaron como “provocadores”, se acercaron al lugar a tomar fotos la protesta se desarrolló con tranquilidad.

Los alumnos de la Normal de Ayotzinapa grafitearon la gasolinera y rompieron algunos equipos de cobro, pero no pudieron abastecer de gasolina a los vehículos de forma gratuita -cómo era su objetivo- porque los administradores de la estación “cerraron” el flujo del combustible.

Sin embargo, regalaron aditivos y otros implementos para automóviles, en lo que calificaron como una acción de “justicia” por la miseria en que vive la mayoría de la población, a pesar de que México tiene muchos recursos petroleros.

Agentes de la policía capitalina acudieron al lugar sólo para vigilar la manifestación a distancia y agilizar el tránsito alrededor de la gasolinera privada.