El grafiti vuelve como arte a las calles de NY
El grafiti vuelve como arte a las calles de NY
13 septiembre, 2016
Faz Mora
Martín Faz fija su postura en relación a la presunta filtración de información del Ceepac
13 septiembre, 2016

PEF 2017 privilegia pago de la deuda: CIEP

PEF 2017 privilegia pago de la deuda: CIEP
Israel Rodríguez

Ciudad de México. El paquete económico para el próximo año propuesto por el Ejecutivo preserva la desigualdad y privilegia el pago de los intereses de la deuda por encima de programas prioritarios para el bienestar de la población como la salud, la seguridad social y la educación, aseguró el Centro de Investigación Económica y Presupuestaria (CIEP).

Explicó que por primera vez, desde 2010, el costo financiero de la deuda (pago de intereses, comisiones, actualizaciones y demás cargos relacionados) será mayor al financiamiento mismo que el gobierno federal requerirá para 2017. En el próximo año, mientras se incurrirá en un déficit presupuestario de 2.4 por ciento del Producto Interno Bruto (PIB), se pagará, por la deuda previamente adquirida 2.8 por ciento del total del valor de los bienes y servicios que producirá el país en ese lapso.

Héctor Villarreal Páez, director general del CIEP, afirmó que pese a que el gobierno federal asegura que, a partir del 2017, la deuda del país empezará a reducirse como porcentaje del PIB, los compromisos que hoy se tienen como el pago de pensiones, servicio de la deuda y las participaciones federales harán que al cierre del sexenio en 2018, la deuda represente 53 por ciento del PIB.

El Saldo Histórico de los Requerimientos Financieros del Sector Público (SHRFSP), la medida más amplia del endeudamiento total del país, terminará en el 2017 con una cifra equivalente a 50.2 por ciento del PIB. Recordó que en la Iniciativa de Ley de Ingresos de 2012, el compromiso gubernamental era de tener una deuda para 2017 de 34.6 por ciento del PIB, sin embargo seis años después, el compromiso del 2017 está 15.6 por ciento del PIB por encima. Así, el SHRFSP han experimentado un aumento del 14.3 por ciento del PIB, si se compara con el 2010 y de 10.1 por ciento si se compara con el 2013, primer año de gestión de la actual administración. Es decir, que en los últimos diez años, la deuda ha crecido en 25 por ciento.

«El aceleramiento de la deuda nos ha llevado a elevar el pago de interés de la deuda, el cual está por encima del déficit (…) Hay muchos compromisos que se asumieron de largo plazo y que ya están aquí», dijo en la presentación del estudio Implicaciones del Paquete Económico del 2017.

El estudio del CIEP precisa que en este año, el presupuesto público destinado a la salud universal se reduce, en términos reales, en 4 mil 610 millones de pesos, lo que equivale a 0.85 por ciento del presupuesto asignado en 2016. De esta manera, su participación respecto al presupuesto total neto pasa de de 11.4 en 2016 a 11.2 por ciento en 2017.

Villarreal Paéz advirtió que la situación empeora cuando se compara el servicio de la deuda o bien el costo financiero de la deuda con los ingresos tributarios que se obtengan —excluyendo IVA e ISR— prácticamente todo se destinaría al pago de interés. «Entonces, el espacio fiscal que le queda al gobierno es demasiado reducido».

Sin embargo, aseguró : «No hay evidencia de que se presagie una crisis macroeconómica al final del sexenio, pero sí vemos una gangrena; es decir un problema más microeconómico. El país tiene varias salvaguardas.

A este respecto, Adrián García Gómez, investigador de Ingresos e Impuestos, señaló que “de lo que no nos vamos a salvar es de una nueva reforma fiscal, ya que se acabó la época de los despilfarros”.

García Gómez, indicó que en estos dos últimos años, la reforma fiscal ya dio lo que tenía que dar, pues se espera que en 2017 represente el 13.3 por ciento del PIB y para 2022 será del 13.8 por ciento; es decir, en cinco años solo crecerá cinco décimas de punto porcentual del PIB, lo cual es muy bajo considerando los compromisos crecientes que se tienen.

El CIEP detalló que dentro de la función de protección social, se observa un aumento del gasto en pensiones de 14 por ciento. Sin embargo, en contraste, el presupuesto destinado a grupos vulnerables , como la población indígena, experimenta una caída de 52 por ciento.

Sunny Arely Villa Juárez, investigadora del gasto público del CIEP, refirió que en el alto gasto en pensiones ya se están afectando los presupuestos de servicios y derechos básicos e indispensables para la sociedad mexicana: salud y educación.

Se ha ajustado, dijo el gasto para pagar pasivos y se afecta principalmente aquellos sectores que se relaciona con el desarrollo económico con una reducción de 9.2 por ciento. En desarrollo social la caída es de 3.3 por ciento; en Vivienda 29 por ciento; en Salud el gasto se reduce de una proporción de 2.8 a 2.6 por ciento del PIB

«El presupuesto educativo disminuye 4.8 por ciento en el 2017 debido a que debemos pagar más en pensiones y deuda; mientras que en salud veremos una reducción real de más de 4 mil millones de pesos». Por lo tanto, se presenta una reforma educativa debilitada en términos de financiamiento con un ajuste de 30.2 por ciento . “Se quitan las becas para la educación media y superior, pero se entregan becas para el ejercito y la marina con el fin de atraer a más jóvenes a las fuerzas armadas”. En tanto, el seguro popular, agregó, recibe un recorte de 9 mil 224 millones de pesos.

Para el 2017, el pago de pensiones del gobierno federal será de más de 700 mil millones de pesos, uno de los incrementos más altos, y el cual se debe al crecimiento demográfica que se está viviendo en el país.

La presión de las pensiones viene principalmente de las que se les pagan a los funcionarios públicos pues los montos más importantes las reciben sólo el 15 por ciento de los jubilados. “Se tienen que topar las pensiones en el sector público y quitar las excensiones de ISR”.

El sistema de pensiones en México genera desigualdad. Los pensionados de la desparecida Luz y Fuerza del Centro, reciben pensiones promedio al año de 970 mil 844 pesos, mientras que las pensiones que reciben los trabajadores de las empresas productivas del estado son mayores a los 500 mil pesos. Por su lado, los beneficiarios de Programa Pensiones para Adultos Mayores (PAM) reciben 7 mil 200 pesos al año, en promedio.

Mencionó que la población que se pensionará con un sistema de contribución definida ejerce más presión sobre las finanzas públicas y seguirá aumentando hasta 2035.

Villa Juárez refirió que el gobierno debe reducir más el gasto en áreas de los ramos administrativos, el poder judicial y en los ramos autónomos.

Ante este panorama, Héctor Villarreal propuso la creación de un Consejo Fiscal, autónomo e independiente del Ejecutivo que haga proyecciones de largo plazo en rubros como pago de deuda , ingresos porque sino vamos a condenar a los jóvenes a una inequidad intergeneracional quienes deberán de pagar las decisiones que se tomaron ahora. “El sistema fiscal es esencial para un pacto”.