Expulsa PRI a Humberto Moreira
5 abril, 2017
CNTE y normalistas bloquean instalaciones de IEEPO
5 abril, 2017

Preocupa a activistas familia de mujer asesinada en Mérida

A escasos dos años de recuperar a sus hijos, tras una lucha legal, Emma Gabriela fue asesinada en Mérida. Foto Luis A. Boffil / Archivo

La redacción

Ciudad de México. La Red Nacional de Defensoras de Derechos Humanos en México (RNDDHM), integrada por 222 defensoras y periodistas de 23 entidades del país, manifestó su preocupación por la vida y la integridad física y psicológica de la familia de Emma Gabriela asesinada el pasado 27 de marzo en la puerta de su casa en Mérida, Yucatán.

Emma Gabriela era conocida por la lucha que “emprendió para recuperar la custodia de sus hijas e hijo, quienes, a punta de pistola, le fueron arrebatados por su ex marido Martín Alberto Medina Sonda, influyente empresario tabasqueño actualmente preso por enriquecimiento ilícito y lavado de dinero”.

En un comunicado, RNDDHM condenó el hecho y demandó al Poder Ejecutivo y a la Secretaría de Gobierno de Yucatán abrir la interlocución con Ligia Canto, madre de Emma Gabriela, y las organizaciones civiles que la acompañan para la revisión de las medidas de protección, “de tal forma que sean verdaderamente garantes de la vida e integridad”.

De igual manera, garantizar a las organizaciones locales que acompañan y se han solidarizado con el caso, “en particular las integrantes de Ni una Más Yucatán”, el ejercicio del derecho humano a defender los derechos humanos en condiciones de seguridad e igualdad”.

La RNDDHM señala en el texto que el día del asesinato de Emma Gabriela, la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH) dictó medidas cautelares, en las que solicitaba al gobierno de Yucatán instrumentar las acciones necesarias para garantizarle la vida e integridad de la familia.

Por tal motivo, demanda la efectividad y permanencia de dichas medidas y que contemplen la perspectiva de género como parte de la protección integral.

“Más aún cuando tenemos el antecedente del incumplimiento por parte del Estado mexicano de la recomendación 54/2014, en la que la CNDH instruía a las autoridades competentes a proveer todas las garantías que ofrece la Ley General de Víctimas, incluida la seguridad, a Emma Gabriela y su familia, tras acreditar la violencia ejercida en su contra por el influyente empresario Alberto Medina Sonda”.

Derivado de esta omisión, señala la responsabilidad del Estado mexicano en el crimen pues “la violencia institucional dejó a esta mujer y a su familia en estado de total indefensión frente al riesgo latente”.

Finalmente, demanda a la Fiscalía General del Estado de Yucatán instrumentar medidas de protección efectivas, permanentes y con enfoque de género para la defensora de derechos humanos Ligia Canto y para sus hijos y nietos; investigar como feminicidio y con la debida diligencia el asesinato de Emma Gabriela, vinculando a Alberto Medina como el autor intelectual.

Que el poder judicial otorgue a Ligia Canto la custodia definitiva de las hijas y el hijo de Emma Gabriela y que se investigue y sancione a los funcionarios que fueron omisos ante el inminente riesgo que enfrentaban.