Condena Universidad Nicolaíta detención de dos alumnas
8 noviembre, 2017
Emite FIFA guía para elegir sede de Mundial 2026
8 noviembre, 2017

Prescribe acusación de violación contra Polanski

Roman Polanski ha sido acusado por cuatro mujeres de agresión sexual. Foto Afp

Afp

Ginebra. La justicia suiza declaró este miércoles prescritas las acusaciones de violación presentadas a finales de septiembre contra el cineasta Roman Polanski por una exactriz que tenía 15 años en la época de los hechos, en 1972.

“En la medida en que los hechos tuvieron lugar hace 45 años, la prescripción penal -que era como máximo de 15 años según el código de la época- se produjo a más tardar en 1987”, con lo que las acusaciones han perdido validez, afirmó en un comunicado la fiscalía del cantón de Berna que examinaba la denuncia.

“En aplicación del principio de no retroactividad del derecho penal, un acto debe ser juzgado según el derecho en vigor en el momento en que fue cometido. En ausencia de excepción a ese principio, ello también se aplica los plazos de prescripción”, precisó la fiscalía.

La demandante, Renate Langer, tiene actualmente 61 años. Exactriz y modelo, nacida en Munich, Langer presentó su denuncia el 26 de septiembre ante la policía suiza en la que aseguró que fue violada por el cineasta francopolaco en la estación alpina de Gstaad, cuando tenía 15 años.

Langer es la cuarta mujer que acusa a Roman Polanski, de 84 años, de agresión sexual.

En 1977, el cineasta reconoció que había mantenido relaciones sexuales ilegales con Samantha Geimer, de 13 años, en la casa de Jack Nicholson en Los Angeles, en ausencia de ese actor, que estaba de viaje.

A cambio de la admisión de los hechos, un juez aceptó descartar otras acusaciones más graves. Pero Polanski temía que el juez iba a desdecirse de su promesa y lo iba a mandar a la cárcel, por lo que el cineasta huyó a Francia.

Ganador de un Óscar por El pianista, casado con la actriz francesa Emmanuelle Seigner, con la que tuvo dos niños, Polanski nunca volvió a Estados Unidos.

En 2010 la actriz británica Charlotte Lewis declaró que el cineasta la forzó a mantener una relación sexual cuando tenía 16 años, y otra mujer, identificada como Robin, también lo acusó de haber abusado de ella en 1973, cuando ella tenía apenas 16 años.