Barsa no puede ser instrumento por intereses políticos: Bartomeu
21 octubre, 2017
‘Zizou’ no esta seguro de ser el mejor DT del mundo
21 octubre, 2017

PRI tiene inercia ganadora para 2018, afirma Ochoa Reza

Durante la 41 sesión extraordinaria del Consejo Político Nacional del PRI, Enrique Ochoa Reza sostuvo que en la selección de aspirantes no habrá simulaciones ni ‘juanitas’. Foto José Antonio López

Fabiola Martínez y Roberto Garduño

El Partido Revolucionario Institucional (PRI) está preparado para triunfar en la elección de 2018, pues tiene inercia ganadora para la contienda, expuso el presidente del tricolor, Enrique Ochoa Reza. En alusión al proceso interno de selección, cuyas candidaturas se definirán con el método conocido como Convención de Delegados, advirtió que nadie es indispensable.

Inspirado por un auditorio Plutarco Elías Calles colmado de seguidores de todos los sectores del PRI, el político michoacano sostuvo que el partido inicia una nueva etapa. Al dar el banderazo de salida a los aspirantes, aseguró que no habrá simulación ni juanitas.

Prohijado por un presídium donde se encontraban José Murat, Jorge Carlos Ramírez Marín, César Camacho y Claudia Ruiz Massieu, entre otros representantes del Consejo Político, al que también asistieron los infaltables Jorge de la Vega, Dulce María Sauri y Manuel Añorve, Ochoa Reza insistió en recordar a la militancia que en el PRI comienza una nueva etapa. “Hoy arrancamos juntos el camino hacia la victoria de 2018 y vamos a ganar.

En este camino los priístas vamos a enfrentar, juntos, uno de los más grandes e importantes retos de la vida política de nuestro instituto; es una etapa de unidad y de inclusión, de respeto a la pluralidad política, de compromiso y de entrega total al partido político de nuestros amores. En este camino somos importantes todos, pero ninguno de nosotros es indispensable.

En el último punto matizó su aseveración, pues la crítica y la autocrítica son indispensables, dijo. De hecho, la exigencia para nuestros aspirantes a precandidatas y precandidatos es transformar la crítica y la propuesta en acción política concreta.

Entonces, trajo a colación el tema de su reunión con el Consejo Político: El método aprobado es la Convención de Delegados; es un mecanismo que el PRI ya ha utilizado con éxito en el pasado reciente. Es un mecanismo que nos ha dado importantes triunfos electorales en unidad. Así lo hicimos, por ejemplo, en el estado de México. Por esa vía resultó electo quien hoy es el gobernador constitucional de esa entidad, Alfredo del Mazo.

Así, el método de selección aprobado por el Consejo Político Nacional contempla los mandatos rectores de paridad de género. “Sin juanitas y sin simulaciones, 50 por ciento de candidaturas para las mujeres priístas del país”.

Como en otros tiempos de campañas electorales del PRI, su maquinaria se encuentra aceitada, y ayer en su sede nacional quedó de manifiesto. Las porras acallaban al dirigente de ese partido, quien reiteró que en sus filas se cuenta con los mejores cuadros, la mejor oferta política y la mayor estructura. Incluso, se llevó la ovación cuando la emprendió contra sus adversarios políticos: Andrés Manuel López Obrador, Morena, PAN y PRD.

Sabemos hacer las alianzas que consolidan triunfos y fortalecen a las instituciones. Nuestra primera alianza es con la sociedad. La gente no vota por un partido dividido. Eso se lo dejamos al Frente sin pies ni cabeza que conduce el ponchado niño maravilla, de traición en traición. Su destino es el cuarto lugar en las encuestas, se lo tienen bien ganado. Los mexicanos tampoco votan por propuestas que pretenden regresar cien años en la historia. Eso se lo dejamos a Morena y a su ave mesiánica tropical. Su proyecto es convertir a México en Venezuela, un país azotado por la escasez de alimentos, el desempleo y el conflicto social. Esa opción populista y autoritaria es un salto al vacío. Los priístas no lo vamos a permitir, México merece mejor destino. ¡Qué viva México!

Ponderó, entonces, el estado en que observa al PRI: Vamos a ganar con la fuerza de nuestra potente organización política, vamos a ganar recorriendo todo el país, vamos a ganar con el talento de las mujeres, de los jóvenes y de los hombres del partido; vamos a ganar con los mexicanos que no temen a la competencia, que están listos para dar el debate, que dan lo mejor de sí en las campañas.