Culmina catalogación del acervo gráfico del Museo de San Carlos
30 marzo, 2017
Asamblea de Venezuela acusa a Tribunal de golpe de Estado
30 marzo, 2017

Protestan en Senado por designación de Presidencia en Inegi

Durante una sesión ordinaria en el Senado. Foto Guillermo Sologuren

Andrea Becerril y Víctor Ballinas

Ciudad de México. Una veintena de organizaciones sociales, además de académicos y personalidades, demandaron en el Senado de la República que no se ratifique el nombramiento presidencial de Paloma Merodio como vicepresidente del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi), toda vez que no reúne los requisitos legales ni se trata de una académica de reconocido prestigio.

Una de las principales críticas que formularon esta noche es que Merodio no ha desempeñado en los últimos cinco años cargos de alto nivel en los sectores público y privado, la información del curriculum que la presidencia de la república remitió al Senado “es inexacta, ambigua o en ocasiones abiertamente falsa”.

Además, recalcaron, puede incurrir en conflicto de interés, dado que su esposo, José Carlos Pueblita, es socio de la empresa, Pondera, consultora que vende información estadística.

Incluso, el senador del PAN Ernesto Cordero se excusó de participar en la discusión sobre la ratificación de Merodio, ya que es socio también de Povera.

Las organizaciones fueron recibidas después de las ocho de la noche por los presidentes de las comisiones de Gobernación y de Población y Desarrollo, Cristina Díaz y Armando Ríos Piter, así como por el panista Juan Carlos Romero Hicks, quienes escucharon al representante del Centro de Estudio Espinosa Yglesias, Rodolfo de la Torre, quien insistió en que se rechace el nombramiento de Enrique Peña Nieto a favor de Merodio, y se pida que en su lugar se envíe otra propuesta, preferentemente de una mujer que sí cubra los requisitos legales y tenga la trayectoria académica que un órgano autónomo como el INEGI requiere.

El coordinador del PVEM, Carlos Alberto Puente, rompió la cordialidad que había prevalecido, al cuestionar al representante del Centro de Estudios Espinosa Yglesias, (CEEY) sobre presuntas irregularidades en esa organización.

Puente dijo que para exigir legalidad al Senado, se requiere también actuar dentro de la legalidad, y de acuerdo con información del SAT en los años 2013 y 2014, el CEEY  ejerció más del 15  por ciento de las donaciones que recibe  para gastos administrativos, cuando sólo puede hacerlo con el 5 por ciento,  por lo que exigirán que las autoridades hacendarias verifiquen  si cumple con la normatividad y  está en capacidad de emitir juicios y criticar al Senado.

Tanto la senadora Díaz como Ríos Piter pidieron que la reunión volviera a su cauce normal, pero las demás organizaciones expresaron su malestar.

En entrevista, el senador Puente rechazó que su actitud fuera de chantaje al centro de Estudios Espinosa Yglesias, organismo que en las últimas dos semanas ha cuestionado severamente el nombramiento de Merodio, quien es actualmente funcionaria de la Secretaría de Desarrollo Social (Sedesol).

Sin embargo, entrevistado, el coordinador del PVEM insistió que ese centro no puede cuestionar al Senado, dijo que el titular del mismo, Enrique Cárdenas gana más de 300 mil pesos mensuales.

Merodio comparecerá este jueves muy temprano ante las comisiones dictaminadoras, pese a que en redes sociales y en medios se han cuestionado los datos falsos que incluyó en su currículum, Merodio cuenta con el apoyo de los senadores del PRI y parte de los panistas.